¿Un tweet o un beso? Ambos producen la misma sensación.

Está claro que de las redes sociales cada día sale una noticia más sorprendente. Ahora resulta que una investigación del profesor Paul J. Zak, de la Universidad de Claremont ha llegado a la conclusión de que la similitud entre demostraciones de afecto y el uso de redes sociales es más alta de lo que se podía esperar. Es más, darse un beso, o enviar un tweet producen similares niveles de la hormona oxitocina, la cual se relaciona con la conducta sexual y el afecto.

A mi me encanta Twitter, no puedo negarlo. Pero, no lo cambio ni por un beso ni por un abrazo, por mucha razón que tenga el señor Paul J. Zack. ¿Ustedes que opinan?

Más info | La República