Las redes sociales no son las malas de la película

A veces, no son pocos los que hablan o los que citan, sobre todo en el ámbito gubernamental, a las redes sociales casi como un invento del demonio. Y lo cierto es que es verdad que hay fraudes, hay estafas, hay delitos y hay tantas cosas malas en las redes sociales. Cierto que hay que andar con cuidado. Cierto que hay que extremar precauciones. SIn embargo, no mucho más que en la calle de al lado de casa. Es verdad que en las redes sociales hay de todo, pero yo, como decía aquel Esto es Twitter, te unes, prefiero quedarme con la parte positiva.

Y es que si bien es verdad que no todo es oro lo que brilla, en las redes sociales brillan acontecimientos increíbles que ningún medio hasta hoy había logrado: revoluciones en los países del Magreb, causas benéficas que consiguen millones de adeptos, información en tiempo real de noticias que la prensa ni conoce, comunicación a nivel global… Y un sinfín de pros más que para mí, convierten a las redes sociales en una ventaja ante un mundo cada vez más complicado. ¡Con precaución si, pero apostando por redes sociales, porque el poder del cambio, se ha cambiado de medio!