-

Yo denunciaría a los editores japoneses no a Apple

app manga pirata

Aunque parezca amarillista el titular, es la pura realidad, leyendo el blog de eReaders.nl descubro que en el WSJ hay una noticia en la que se menciona a la empresa de la manzana por no castigar la pirateria y eliminar unas aplicaciones que atentan contra los derechos de autor. Un consorcio japonés de libros, libros electrónicos, revistas digitales y editores de cómic hizo tal denuncia, alegando que Apple ha permitido que existan aplicaciones que atentan contra los derechos de los autores por ofrecer material escaneado.

Eso de «escaneado» no me sorprende nada, existen muchas webs que ofrecen este material en otros países que no pueden disfrutar de cierta publicaciones del pais nipón. Esto no ocurriría si este elenco de profesionales pertenecientes al «consorcio japonés de libros, libros electrónicos, revistas digitales y editores de cómic» ofreciera sus creaciones de una manera más cómoda y sencilla en otros países.

Ante esta denuncia Apple ha dejado claro que entiende la importancia de proteger la propiedad intelectual y que cuando reciben quejas que intentan responder con prontitud para poder dar una solución apropiada, pues siempre hay que contrastar las informaciones.

Pero de todo, creo que lo que más me interesa y puede que también a los amantes de todo lo que tenga que ver con este país oriental es la parte en la que se dice (cito textualmente):

«Mientras que los lectores de libros electrónicos han sido populares en el extranjero durante los últimos años, los fabricantes han dicho en privado que el poder de los editores japoneses ha hecho que la distribución digital en Japón de los libros digitales sea muy difícil y por lo tanto ha impedido la introducción de los dispositivos en este mercado.»

Creo que sobran las palabras, el consorcio se queja de algo que ELLOS MISMOS HAN PROVOCADO, por raro que parezca, esta posición tan arcaica sobre los contenidos digitales favorece la proliferación de aplicaciones de este tipo que ofrecen los contenidos de manera digital para que todo el mundo pueda disfrutar. Lo paradójico, es que hablamos de un país que ofrece y emite televisión en una calidad increíble, que a su vez puede verse desde los móviles. Por lo tanto la población tiene acceso a la televisión desde sus dispositivos… pero NO a la lectura desde los mismos.

Vía | eReaders.nl
Fuente | WSJ

Lo último...