8 consejos para políticos que quieran triunfar en Twitter

Con la campaña para las próximas municipales en escena, la dura batalla por los votos ha empezado, y ciertamente cada acción se convierte en un punto fundamental de cara a la victoria. Auqnue algunos todavía no se han enterado de que el futuro del marketing político está ne la combinación de estrategias en redes sociales, lo cierto es que una gran mayoría de nuestros políticos ya se ha pasado a ellas, aunque, todo hay que decirlo, no precisamente hacen un uso preciso de lo que puede ser un gran instrumento para convencer. Analizando algunas de estas cuentas Twitter, he llegado a la conclusión de que muchos son errores comunes, y por ello me he decidido a escribir estos 8 consejos para políticos que quieran triunfar en Twitter:

Usa el lenguaje de Twitter. No estamos en un mítin, ni en una reunión de compañeros políticos. El público de Twitter es diferente, por lo que tu conversación debe estar pensada para este canal.

La bidireccionalidad es fundamental. Se trata de que tu hables y cuentes, pero también de que escuches lo que tu audiencia tiene que decirte.

Mejor poco y bien, que mucho y mal: si llegas a Twitter para escibir 100 tweets diarios en los que la mitad repites la información de otro modo. Mejor cierra la cuenta, la gente se aburre.

Tu, y lo que te rodea: en Twitter, la escasez de burocracia es importante. Date a conocer, cuenta tu parte más humana, y serán muchos los que se unan a tu causa.

Los dichosos 140 caracteres: sabemos que resumir no es siempre fácil, pero si no dejas ningún caracter libre, es más difícil que te den RT, y a ti eso te interesa.

Respuesta a tus seguidores: en Twitter tienes que estar, y eso significa que cada comentario y pregunta se merece una respuesta. Y después de una semana, ya llega tarde.

Egocentrismo: vale, es tu Twitter, pero habrá otros que te parecen interesantes ¿no? Pues menciona su contenido, no se que solo por tacharte de egocéntrico pierdas seguidores.

Usa la viralidad de Twitter: si muchos concoen tu Twitter, pero no tu blog o wb, usa a Twitter precisamente como herramienta de promoción de éstos