Beneficios de aplicar la gamificación al sector turístico

Una vez que la pandemia ha quedado atrás, el sector turístico español sigue trabajando en su recuperación. A pesar de las buenas cifras del verano, estas han estado un 15% por debajo de las cifras prepandemia, según el INE. Para intentar alcanzar esas cifras, es necesario que el sector se renueva y apueste por prácticas que ayuden a impulsar esa recuperación. En este sentido, la gamificación puede ser clave para que esta industria no solo se recupere, sino que aumente aún más. Por ello, desde Outfinders acaban de publicar un listado con algunos de los beneficios más importantes que aporta la gamificación.

  1. Motivación: Los turistas ya han dejado de ser sujetos pasivos y se han convertido en elementos activos, que buscan realizar un gran número de actividades durante sus días de vacaciones. Se ha pasado de estar todo el día tumbado en la playa a realizar el mayor número de excursiones, visitas y actividades posible. Es por ello que los entornos gamificados ayudan a potenciar esa motivación del turista, que quiere ser una parte activa de todo lo que ocurre.
  2. Conocimiento: Tan importante es ver un monumento o una ciudad como la historia que hay detrás. Lo malo es que normalmente esa información se recibe a través de placas con larguísimos textos o de guías con el discurso aprendido que ofrecen infinidad de datos, lo que provoca que el turista se olvide rápidamente. En cambio, si esa información se va transmitiendo a través de un marco lúdico, el viajero va a recordar mucho mejor lo aprendido, ya que lo va a asociar a una experiencia divertida.
  3. Viralización: En esta época de las redes sociales, tan importante es vivir una experiencia como contarle a los demás que la has vivido, sobre todo si se trata de actividades fuera de lo común. Un entorno gamificado a la hora de hacer una visita va a suponer una experiencia mucho más enriquecedora, lo que facilitará que el turista se haga eco en sus redes sociales, ayudando así a atraer a nuevos visitantes.
  4. Fidelización: Además de conseguir nuevos visitantes, otro de los principales objetivos de cualquier empresa turística es conseguir que sus clientes repitan. Para ello, es imprescindible ponerle en el centro y realizar acciones que realmente le marquen, de cara a que no dude en repetir. La gamificación va a ayudar a que la experiencia del viajero sea inolvidable.
  5. Diferenciación: Hoy en día los turistas cuentan con un sinfín de opciones a la hora de planificar sus vacaciones. Es por ello que las empresas del sector necesitan encontrar elementos que sean capaces de ofrecer una diferenciación con respecto a los demás players del mercado. Tendencias al alza como incluir el juego en la experiencia pueden ser clave para conseguir destacar.
  6. Innovación: La competitividad del sector hace que tenga que renovarse constantemente, apostando por las últimas técnicas y tecnologías. A día de hoy la gran mayoría de los turistas llevan su smartphone a todas partes, lo que abre un gran número de posibilidades a la hora de apostar por actividades innovadoras que se apoyen en el juego, gracias a tecnologías como la geolocalización o la realidad aumentada.

Para Enrique Arias, fundador de Outfinders: “El sector turístico está poco a poco recuperándose tras dos años nefastos por culpa de la pandemia, pero aún le queda camino por recorrer antes de llegar a las cifras que se manejaban antes de la llegada de la Covid-19. Es el momento de apostar por actividades capaces de ofrecer algo diferente y novedoso a los turistas gracias a tendencias como la gamificación, que cada vez tienen más ganas de vivir experiencias memorables en sus días de desconexión laboral”.

Ir arriba