Las empresas españolas utilizan las redes sociales como medio para recabar información de sus clientes y para fidelizarlos. Eso es lo que nos muestra el estudio elaborado por la Asociación Española de la Economía Digital, bajo el título ‘Informe sobre usos de redes sociales en empresas 2014’.

Las firmas de nuestro país emplean de manera preponderante Facebook y Twitter, en 8 de cada 10 ocasiones, muy por delante de Linkedin. Menos del 2% de las empresas, de hecho, no echan mano de la comunicación en medios digitales para contactar con sus clientes o crear otros nuevos.

Utilización de las redes sociales por parte de las empresas

Las razones principales por las que se usan las redes sociales por parte de las compañías españolas son muy variadas. En este sentido, Instagram es la red social que más se utiliza para lograr notoriedad de marca, Facebook es la plataforma de interacción social preponderante a la hora de generar tráfico en la web corporativa del cliente y, asimismo, vender productos o servicios.

¿Cómo usan las empresas la información de las redes socialesLinkedin es la red social más usada para desarrollar acciones relacionadas con la captación de clientes potenciales, y la búsqueda de talento para incorporar a la plantilla, así como nuevas oportunidades de negocio. Empresas relacionadas con el ámbito de la inteligencia empresarial y la vigilancia tecnológica como H4dm destacan que, cada vez más, las grandes y medianas compañías emplean las redes sociales como valiosa fuente de información sobre sus consumidores y futuros clientes, más que como herramienta puramente promocional y comunicativa.

En efecto, las acciones promocionales y concursos que se desarrollan en redes sociales permiten, por poner un ejemplo a mano, segmentar a los clientes o posibles ‘amigos’ del perfil de una empresa en base a los parámetros que a esta le interesen: edad, ubicación geográfica, sexo, estado civil, intereses, actividad en la red…

Hay que tener en cuenta que en la actualidad hay alrededor de 4.000 millones de personas en todo el mundo que emplean las redes sociales (sólo Facebook y Twitter copan a 1.600 millones de personas activas en plataformas sociales) y, lo que es más importante, lo hacen de manera proactiva, es decir, no sólo consumen información y datos relevantes generados por terceros sino que, asimismo, se encargan de generar ellos mismos esa información y proporcionar datos muy valiosos.

Las empresas, cada vez más, se están dando cuenta de la trascendencia de estas plataformas de interacción social, más como fuente de información que como vía de comunicación.