Las redes sociales se han vuelto herramientas cotidianas que afectan la forma en la que realizamos nuestras tareas habituales. Una investigadora llamada Gabriela González sostuvo que estar en constante interacción en las redes sociales afecta negativamente al cerebro, según recoge el portal Ideal Digital.

Fuente:  ActualidadRT
Fuente: ActualidadRT

Las personas sufren un nuevo tipo de estrés al querer estar siempre pendientes de lo que sucede en las redes sociales, lo que comentan sus amigos, familiares y enemigos. El funcionamiento normal del cerebro se ve afectado entonces por esta actividad constante de preocupación y tensión.

Transtornos del sueño y otros efectos negativos

Según la científica el funcionamiento del cerebro se ve modificado por la ansiedad de conocer todas las novedades de nuestros amigos. Se modifican los patrones de sueño e incluso se genera una sensación que impide disfrutar la vida.

Muchas veces ver las imágenes de fiestas, vacaciones y comidas de amigos y parientes en Facebook o Instagram generan más un sentimiento de envidia que verdadera alegría por las personas cercanas. El uso excesivo de cualquier programa, aplicación o red social tiene efectos negativos pero de acuerdo a Gabriela González lo que pasa con Facebook y Twitter actualmente es que se han vuelto herramientas masivas que son utilizadas de forma habitual por millones de personas y durante largos períodos de tiempo.

Al igual que el uso excesivo de Internet, las redes sociales pueden afectar tus habilidades para interactuar con el resto de las personas. Estar constantemente pendientes de lo que hacen los demás dificulta que vivas tu vida y termina modificando tu estado de ánimo y sentido del humor.

La científica propone reducir las horas frente al ordenador y mejorar nuestras interacciones sociales cara a cara, utilizar Facebook debe ser una forma de contactarnos con los que están lejos físicamente pero no debemos vivir nuestra vida a través de las redes. ¿Qué opinas al respecto?

Fuente: ActualidadRT