La infidelidad en la era de las redes sociales: Algo atractivo y fácil

Algunas personas pueden estar encontrando pareja en las redes sociales, mientras que otras las usan para engañar a su pareja actual.

Ser infiel es casi tan antiguo como la misma institución del matrimonio, pero con el avance de la tecnología y el aumento de la dependencia de las redes sociales, engañar a tu pareja y serle infiel también se ha convertido en algo mucho más fácil si no existe un monitoreo móvil.

Pero, ¿cómo saber si tu pareja te engaña por el móvil? Antes de la popularidad de redes sociales como Facebook, Twitter, Snapchat e incluso medios más básicos como el correo electrónico, era mucho más difícil caer en la tentación de ser infiel.

Si bien antes una persona podría encontrarse en una situación que podría conducir a la infidelidad (viajes de trabajo, relaciones a distancia, ligues de oficina), ahora ya no hay una idea clara de demarcaciones de una zona segura y cuando ha comenzado a ceder a la tentación de engañar al otro.

Sin importar dónde se encuentren los usuarios de las redes sociales, sus mentes se estimulan constantemente cada vez que desbloquean sus teléfonos, tabletas o abren sus computadoras. Pero la realidad es que la infidelidad va de romper la confianza de la pareja, algo que ocurre cuando se le miente de manera consciente.

Son varias las páginas web diseñadas exclusivamente para iniciar amoríos extra-matrimoniales, así como muchas aplicaciones de citas. Algunos de los más populares son: Ashley Madison, Tinder, Second Love, Bumble hasta Grindr.

Estos sitios acelerando la aparición de prácticas que aún o se pueden clasificar: ¿Se puede considerar infidelidad si se tiene una conversación en tono sexual vía Skype? o ¿enviar y recibir mensajes de texto con otra persona a través de Facebook o Instagram?

Estas plataformas defienden su negocio al argumentar que, si las personas van a ser infieles, mejor que lo hagan a través de una comunidad. Ya la mayoría de las personas busca una aventura con “fecha de caducidad”.

En el caso de estos sitios y aplicaciones, los mismos indican que están dirigidos apersonas que ya sentían cierta inquietud. Su valor añadido está en garantizar cierta honestidad entre los usuarios, ya que la mayoría de las encuestas señalan que muchos de estos usuarios no tienen ningún interés en terminar con su relación formal, sino simplemente vivir la emoción de un amorío fugaz.

Estas son algunas de las maneras en las que las redes facilitan este tipo de encuentros, siendo un terreno en el que muchos se lanzan para experimentar un amorío con un tercero:

Tener múltiples cuentas en redes sociales

Las cuentas de redes sociales son extremadamente fáciles de abrir y la mayoría requiere solo una dirección de correo electrónico acompañada de un número de teléfono. Tan sólo 5 minutos y un clic más tarde, es posible crear una cuenta alterna de redes sociales, o un perfil falso en el que se pueda establecer contactos con otras personas, sin que tu pareja lo note, o ver snapchat sin hacerlo desde tu propia cuenta, ya que no quedará ningún rastro en tu cuenta oficial.

Estimula la publicación de fotos para llamar la atención

Con tan solo ver el registro de llamadas de otro móvil era posible quedar en evidencia ante tu pareja, pero ahora con plataformas de redes sociales como Snapchat e Instagram, el enfoque está en el contenido visual. Por supuesto, los usuarios de las redes sociales publican cada vez más fotos atractivas para ganar popularidad en sus respectivas cuentas. Esto atrae la interacción y el coqueteo con el sexo opuesto, y se abre el terreno a futuros encuentros con otras personas.

No requieren que te ausentes de tu vida diaria

Con las redes sociales, no tienes que destinar un tiempo para cruzar la ciudad y así conocer a alguien o ir a clubes alejados de tu círculo social para buscar posibles personas con quienes ser infiel. Ya sea tomando un descanso para tomar un café o un minuto en el baño mientras te retocas tu maquillaje, todo lo que necesitas es deslizar un dedo y tocar la pantalla de un teléfono para iniciar un flirteo virtual sin que tu pareja lo note, a menos que cuenten con una app para saber dónde está alguien sin que lo sepa.

No deja rastros para tu pareja

Cuando eres infiel en las redes sociales, puede ser bastante difícil para tu pareja encontrar la evidencia de tu infidelidad. El historial del navegador de los mensajes se puede limpiar, las cuentas se pueden desconectar, lo que dificulta la presencia de evidencias del engaño para tu pareja, siempre y cuando desconozca losprogramas para hackear móviles.