-

Los 10 fenómenos de consumo que marcaron 2020

La pandemia que estamos sufriendo desde el pasado año 2020 ha puesto en jaque nuestro comportamiento a la hora de comprar, así como el uso de productos y servicios a nivel mundial. Todo apunta a que este año no será diferente.

Ante el temor de los contagios, las compras online se han disparado, así como los pagos desde dispositivos móviles. Desde Chollometro han identificado los principales fenómenos de consumo que marcaron el pasado año y que esperan que sigan ganando terreno durante el 2021. Veamos cuales son estos fenómenos.

Los consumidores compran más en línea

El aspecto más relevante ha sido el aumento en el uso del comercio online, aumentando en nuestro país un 36%. Esto se ha debido a las restricciones de movilidad y al miedo a las aglomeraciones. Sectores que antes no compraban, han dado el salto a la red. Es el caso de los consumidores entre los 55 y los 75 años.

Productos más demandados de higiene

Desde que empezó la crisis sanitaria, los consumidores han demandado más que nunca los productos higiénicos. Para empezar, porque las autoridades han subrayado la importancia de utilizar recursos como el gel desinfectante, así como la obligatoriedad de ponerse mascarillas. Lógicamente, ambos productos han multiplicado sus ventas en todo el mundo y ahora son elementos esenciales de la vida diaria. Además, las empresas también han tenido que invertir mucho más en la limpieza y desinfección de sus instalaciones.

Aumento en la demanda de electrónica de consumo

Durante el último año hemos pasado mucho más tiempo en casa, por lo que no es ninguna sorpresa comprobar que la electrónica de consumo ha aumentado considerablemente su demanda. Durante el confinamiento, la venta online de productos electrónicos se incrementó en un 55%: el teletrabajo y la educación a distancia disparó las ventas de ordenadores, mientras que la proliferación del entretenimiento en el hogar propició un aumento más que significativo en la demanda de productos como videojuegos, teléfonos móviles, tablets, etc.

Incremento en la venta de artículos para mascotas

Desde que empezó el confinamiento en marzo, la tendencia por adoptar cada vez más mascotas se ha acelerado, y los animales han ofrecido su compañía a muchas personas que se han visto obligadas a reducir drásticamente su contacto con otros humanos. Hay datos muy reveladores: entre el 15 de marzo y el 15 de abril, los productos de veterinaria registraron un incremento del 54% respecto al mismo período del año anterior, y entre el 16 de abril y el 30 de mayo el aumento alcanzó el 82,3%. Eso sí, este fenómeno también tiene su lado negativo, ya que durante la desescalada veraniega el abandono de mascotas aumentó en un 25%, lo cual muestra que hace falta una mayor concienciación y sentido de la responsabilidad.

Aumentan las ventas de alimentos frescos

Con los restaurantes cerrados o con horarios muy limitados, las personas tendemos a comer más en casa, buscando alimentos frescos de primera calidad, y que sean saludables. El consumo de este tipo de alimentos se ha incrementado en más de un 20%, mientras que la fruta y la verdura aumentó un 40%.

Pérdidas de ingresos para las empresas turísticas

El sector del turismo ha sido uno de los grandes perjudicados de la pandemia. Por motivos obvios, la gente ha viajado menos y hemos recibido un número mucho menor de turistas extranjeros. El PIB turístico se ha desplomado en un 69% en España con respecto a 2019, y hemos vuelto a los niveles de 1995. No sólo ha habido un hundimiento en la demanda de viajes y hoteles, sino también en entradas para museos y otras atracciones turísticas, con todo lo que ello implica para millones de trabajadores. Se espera que durante este año se produzca una importante recuperación en el sector, pero no será de la noche a la mañana y llegará de forma gradual.

Un consumidor más ahorrador

Ante la incertidumbre constante que han vivido los consumidores desde que comenzó la pandemia, y como consecuencia de la crisis económica que ha provocado esta situación, los consumidores se han fijado más en los precios que antes. Durante las últimas Navidades, el 55% de los españoles afirmó haber gastado menos que en las del año anterior, y ha habido un ligero descenso en el gasto medio. Los consumidores cada vez dan más importancia a hacer las compras de forma inteligente, buscando las mejores ofertas para cada tipo de producto.

Aumento de la omnicanalidad

Los cambios en los hábitos de los consumidores han forzado a las compañías a adaptar su modelo de negocio. Llevamos tiempo oyendo hablar de la omnicanalidad, un concepto que representa la capacidad de las empresas para llegar al cliente a través de todos los canales, tanto físicos como digitales. Como consecuencia del contexto actual, muchas empresas han reforzado enormemente sus canales digitales, conscientes de que se han vuelto esenciales para mantener la relación con el consumidor. Además, cada vez es más importante ofrecer una imagen de marca coherente y unificada, para que el consumidor la identifique en cualquier lugar, ya sea en el ciberespacio o en el mundo real.

Un menor engagement con las marcas

Casi la mitad de los españoles (49%) muestra mayor disposición a probar nuevas marcas mientras que solo un 8% se muestra fiel a la marca o producto. “El consumidor español busca autenticidad y transparencia en las marcas”, explica Gutiérrez. Esto se traslada en que un 56% de consumidores busca información de los productos online y en redes sociales; un 51% dice estar muy influido por el etiquetado y un 80% dice comprar motivado por otros valores, más allá del precio o la calidad, entre los que pueden estar la sostenibilidad.

Más pagos desde dispositivos móviles

Los consumidores se inclinaron aún más por el uso de dispositivos móviles conectados a Internet para mantener sus rutinas diarias y el contacto con sus afectos durante la cuarentena, un comportamiento que se mantendrá en 2021, con el teletrabajo, la toma de clases virtuales en cursos online y las teleconferencias de negocios.

Lo último...