Los diseños de los ebooks o la tendencia del papel clonado

Un detalle me llama poderosamente la atención de las portadas de los e-books. Algo que no he dejado de percibir desde que vi el primer libro electrónico al alcance de mis ojos.

Y es lo mucho que se parecen las portadas, las cubiertas de los e-books a sus padres los libros de papel.

Me refiero a los diseños de las cubiertas. A toda la imagen que tenemos del libro electrónico. En ese sentido, el e-book, como producto innovador, no ha innovado nada.

Es más. Muchas ediciones de libros electrónicos tienen las mismas cubiertas que las de los productos que salieron en su día en papel o viceversa.

Echo en falta romper moldes. Diseños, si no de colores carnavaleros, sí con las licencias que permiten sus soportes de visualización.

¿Es que a nadie se le ha ocurrido la idea de alterar el orden de la secuencia normal de las páginas, es que nadie ha pensado en la posibilidad de diseñar portadas asimétricas o de hacer que la contraportada sea portada, como sucede con los volúmenes en lengua árabe?

Sí, ya sé cuál es la dificultad, la de consolidar un producto nuevo con un aspecto conocido para que sea más fácil de asimilar. Sí lo sé.

Pero también creo que los medios nuevos están más cerca de los lenguajes nuevos y alternativos que los medios antiguos porque los guían las innovaciones.

A mí el libro electrónico me huele mucho a papel, sobre todo en el diseño.

Los diseños de los e-books o la tendencia del papel clonado.

1 Comentario

  1. La inercia mental está presente en cada cambio. Los primeros anuncios en la tv era copiados de un vendedor a domicilio y los primeros anuncios para web eran copiados de la tv.

    Auguro una rotura de la inercia mental cada vez más rápida y que los formatos que predices y otros impredecibles los veremos muy pronto.

Comments are closed.