Los idiomas que hablan los e-readers


Tengo un amigo que me pregunta sobre los formatos de los e-books. Me plantea dudas sobre la compatibilidad de los formatos de lectura de los e-readers. Una inquietud bastante común entre los lectores que se quieren pasar a la lectura digital y están poco o nada familiarizados con los soportes.

La verdad es que los lectores de libros electrónicos vienen muy bien surtidos. Todos admiten los que generan los editores que conocemos de toda la vida y que vienen instalados en nuestros ordenadores personales. Los.TXT, RTF, o el universal PDF, o el .DOC que desarrolla el programa Microsoft Word.

A lo que se refiere mi amigo es a los formatos exclusivos o no standards de las marcas comerciales, como el particular de los e-readers de Sony, el BbeB, o el LIT de Microsoft Reader. Y, a éso voy.

Las empresas tecnológicas que diseñan sus e-readers buscan, y buscarán, colocar sus formatos como los únicos standares reconocibles en el futuro, como en su día sucedió con el vídeo. Sin embargo, estas mismas empresas han aprendido también de los inconvenientes de la falta de interoperatibilidad en el desarrollo de sus productos que va en contra de su imagen corporativa.

Para solventar esos potenciales problemas, los dispositivos de lectura tienen una serie de formatos básicos reconocidos. A los que me refería en el comienzo de esta entrada. Los PDF, DOC y demás.

En esa línea, las editoriales, por ejemplo, han desarrollado un formato standard, el EPUB, que sirve para leer periódicos y revistas en línea o que previamente se hayan convertido en archivos para ser consultados fuera de línea en los e-readers. Es también uno de los formatos que traen por defecto la totalidad de los lectores de libros electrónicos.

E-readers compatibles con el formato EPUB son todos los lectores de Sony, el Inves 600 y los posteriores, el Hanlin en la versión V-3 y los últimos de Papyre, de la versión 6 en adelante. Una lista más larga de la que puedo abarcar actualizada e incluir aquí.

Pero si lo que busca mi amigo y cualquier usuario novel es utilizar el e-reader como un soporte multimedia, puede hacerlo. Es compatible con imágenes en JPG, BMP, GIF o BMP, y hasta con el sonido que reproduce el formato MP3.

Pero un dato importante. Puestos a reproducir archivos grandes de sonido, los e-readers muestran su principal defecto.

Su batería se consume muy rápidamente, porque están fabricados para la lectura de libros digitales. Operaciones que requieren muchísima menos energía. Los e-books sólo para leer ¿eh?

Por lo demás, una compatibilidad similar a la de cualquier dispositivo electrónico de gran consumo.