Los retos virales en redes sociales: ¿moda pasajera o dependencia entre los jóvenes?

De todos son conocidos los muchos retos virales que circulan por las redes sociales. Muchos de ellos son retos graciosos que buscan pasar un buen rato, pero cada vez es más habitual que estos retos pongan en riesgo la salud de las personas. Según un estudio realizado por TikTok, la mitad de los jóvenes ven como peligrosos estas prácticas. A pesar de esto, el 8% de los adolescentes han realizado alguno de estos retos.

Entre estos retos virales, los podemos encontrar de todos tipos. Desde desaparecer 48 horas, hasta inhalar desodorante e incluso aguantar la respiración para perder la consciencia. Estas prácticas han inundado las redes sociales, convirtiéndose en un boom entre los más jóvenes. Se estima que más de un 20% ha realizado algún challenge, según un estudio de TikTok.

Sin embargo, desde Qustodio, la plataforma líder en seguridad digital para las familias, advierten de que la moda inicial de estos retos ha derivado en otros challenges que pueden conllevar una serie de riesgos para los menores que los ejecutan.

De hecho, el mismo informe impulsado por TikTok expone que los propios adolescentes conocen los peligros que generan: la mitad de ellos describe como peligrosos los retos virales que ven en internet. Pese a ello, un estudio de la Universidad Internacional de la Rioja señala que un 8% de los adolescentes españoles ha realizado algún reto viral peligroso en internet.

Los expertos de Qustodio explican que este tipo de retos pueden llegar a ocasionar una serie de problemas a los menores, entre los que destacan:

  • Falta de autoestima: muchas veces los adolescentes buscan aceptación realizando estos retos y no superarlos puede afectar psicológicamente con problemas de autoestima o ansiedad.
  • Daños físicos: muchos de los retos conllevan una actividad física que puede provocar lesiones o daños entre los menores. Hay muchos retos que tienen relación con el peso o el consumo de productos peligrosos que exponen la integridad física de los jóvenes.
  • Dependencia emocional: los retos virales corren el riesgo de convertirse en un método de adaptación social entre los jóvenes. Hay miles de retos virales y es importante que los menores no adopten como costumbre realizarlos siempre por presión social.

¿Cómo prevenirlos?
Los expertos de Qustodio señalan que un abuso continuo de los retos virales suele ir de la mano de un excesivo uso de las redes sociales. El último estudio, Del cambio a la adaptación: ‘viviendo y aprendiendo en un mundo digital’, refleja que los menores españoles pasaron de media casi tres horas diarias en las principales redes sociales.

Por tanto, desde Qustodio recomiendan encontrar un equilibrio digital que no genere excesiva dependencia de las redes sociales, así como fomentar una comunicación fluida entre padres e hijos para conocer cómo es la vida online de los más jóvenes.

Ir arriba