-

Me quedo con mi Nook por acumulación de bondades

Nook

Si me preguntas que formato de e-reader prefiero. Yo, por lo menos, no me lo tengo que pensar dos veces. Digo que el Nook, de todas, todas, y a pesar de todo. ¿Por qué?

Pues, por que tiene WiFi incorporada de serie y con el e-reader me puedo conectar para ampliar la información de cualquiera de los textos de mis lecturas. En la Wikipedia, por ejemplo. Uno de mis recursos más queridos.

También destaco el Nook porque incorpora muchos formatos, muchos más que sus e-readers de la misma gama. Y un detalle, que no sé si le puede interesar a alguien, pero a mí me gusta.

Cuando sustituyo la proporción de la letra en el formato PDF, nunca se modifica la proporción del documento abierto en sentido horizontal. Algo que si me ha complicado la vida cuando he manejado otros e-readers. De verdad, resulta molesto.

Y si te va lo bug, puedes cambiar las funcionalidades a tu modelo Nook gracias a la incorporación de su sistema operativo Android. Si lo haces, puedes hacer que el uso de un simple e-reader se convierta en una experiencia creativa.

Otro elemento bueno es la posibilidad de adaptar otras baterías que no son las de serie que vienen con el Nook. Un inconveniente, por buscarle los tres pies al gato, que no puedo conseguir que los documentos se me muestren en formatos horizontales. Sólo están disponibles en verticales.

Un inconveniente para los que trabajamos en multiformatos. En cualquier caso, me quedo con mi Nook, por acumulación de bondades (técnicas).

Lo último...