Hoy 17 de mayo se celebra el Día Mundial de Internet, una fecha en la que muchos comercios ofrecen suculentas ofertas a los consumidores y un momento también clave en el que concienciar a los usuarios de la red de los peligros que entraña una navegación sin precauciones en una era marcada por las amenazas en materia de ciberdelincuencia.

Desde All4sec, compañía especializada en ciberseguridad, ofrecen una serie de consejos y recomendaciones para hacer de la navegación por la red una rutina alejada de riesgos y amenazas.

  1. Compra exclusivamente en sitios webs oficiales y de plena confianza. Aprovechando la inmensidad de la red son muchos los que crean webs falsas que copian a las originales, o infectan las existentes aprovechando sus vulnerabilidades; se produce así un ataque en primer lugar a esas webs que más tarde acaba con el robo monetario o de datos del consumidor final. Con el fin de evitar este riesgo comprueba siempre que la URL comienza con HTTPS y no por HTTP y que el símbolo del candado está presente.
  2. Evita conectarte a redes Wifi públicas y abiertas; estas suponen un coladero limpio y sin rastro para los ciberdelincuentes. Procura navegar y llevar a cabo tareas comprometidas desde redes WiFi privadas.
  3. Tu acceso a las distintas páginas que frecuentas (redes sociales, tu banco, tu email) será seguro si tus contraseñas de acceso a los mismos son seguras. Olvídate de tu fecha de nacimiento, tu nombre, o el cásico 12345, que es tan fácil de recordar como de ser destapado.
  4. Si vas a hacer compras, procura siempre pagar a través de plataformas que garanticen tu seguridad como Paypal. evita introducir los datos de tu tarjeta de crédito en páginas web dudosas y más aún si te solicitan el código de seguridad. Asegúrate que el sistema de pago está enlazado con alguna entidad financiera segura (Redsys por ejemplo) y activa la verificación de dos pasos para los pagos en Internet. El banco te proporcionará una manera alternativa (normalmente a través de tu teléfono móvil) de validad las compras.
  5. Los correos electrónicos siguen siendo la principal fuente de amenazas para los usuarios de Internet. Desconfía de suculentas ofertas a través de correos electrónicos desconocidos; los ciberdelincuentes tratarán de guiarte a falsas tiendas online o a servicios de pago fraudulentos para provocar que instales algún archivo infectado.
  6. Evita descargar e instalar software pirata o ilegal en tus sistemas. La mayor parte de dicho software está comprometido y podría suponer un riesgo para tus datos.
  7. Mantén tu antivirus y tu sistema permanentemente actualizado. Las actualizaciones de seguridad deben ser instaladas de inmediato.