Servidores dedicados: todo lo que deberías saber sobre ellos

servidores dedicados

A la hora de poner en marcha nuestra página web y que sea accesible por todo el mundo, podemos encontrarnos diferentes opciones de alojamiento web. Elegir uno u otro dependerá de los recursos que utilice la web, así como el volumen de visitas que pueda llegar a tener. De entre todas esas opciones, en nuestro artículo de hoy nos vamos a centrar en los servidores dedicados, conociendo sus principales ventajas y desventajas, así como detectar cuando nuestra web necesita uno de estos servidores. Si estáis interesados en conocer más sobre ellos, os animamos a que sigáis leyendo nuestra entrada.

¿Qué es un servidor dedicado?

Cuando hablamos de un servidor dedicado nos estamos refiriendo a un equipo físico donde todos los recursos son utilizados de forma exclusiva por un usuario o empresa. A diferencia de otras opciones de alojamiento web, como pueden ser un alojamiento compartido o los servidores VPS, los servidores dedicados permiten aprovechar toda la potencia hardware disponible para conseguir el máximo rendimiento, sin que exista ningún tipo de limitación.

Este tipo de servidores están pensados para aquellos proyectos que tengan mucho tráfico y un elevado consumo de recursos, o bien proyectos donde se requiera tener el máximo control sobre el software y hardware instalado en el servidor.

Ventajas y desventajas de los servidores dedicados

Como cualquier otro tipo de alojamiento web, los servidores dedicados cuentan con una serie de ventajas y desventajas que es bueno que conozcáis en el caso de que estéis pensando en adquirir uno de estos servidores.

Ventajas de los servidores dedicados

Veamos a continuación cuáles son las principales ventajas que ofrecen estos servidores.

  • Exclusividad: Como ya hemos comentado anteriormente, se trata de un servidor cuyo uso es exclusivo para el usuario o la empresa que lo contrate, sin que tenga que compartir ningún recurso con otros usuarios. De esta forma, se consigue máxima independencia, escalabilidad y mayor rendimiento.
  • Mayor control: Al ser de uso exclusivo, se tiene un mayor control sobre el servidor, pudiendo instalar todo aquello que necesitemos.
  • Seguridad: Al no compartir los recursos, evitamos que otros proyectos puedan afectar a nuestra seguridad.
  • Flexibilidad: Los servidores dedicados son más versátiles, pudiendo utilizar toda su potencia y recursos a lo que realmente necesitamos, además de poder instalar el sistema operativo que mejor se adapte a tus necesidades.

Desventajas de los servidores dedicados

Pero no todo iban a ser cosas buenas en los servidores dedicados. También es importante conocer algunas de sus principales desventajas para que a nadie le pille de susto.

  • Precio: Al contratar un servidor dedicado deberemos saber que su precio será mayor que otro tipo de alojamientos como los compartidos o los VPS. Esto es debido a que dispondremos de un equipo en exclusiva para nosotros, sin tener que compartir nada.
  • Dificultad de gestión: Otra de las desventajas la encontramos a la hora de administrarlo, ya que sería necesario tener conocimientos de administración de sistemas. A pesar de esto, todos los proveedores ofrecen un servicio de administración para aquellos casos en los que no se tenga esa formación.

Cosas a tener en cuenta a la hora de elegir un servidor dedicado

Una vez que ya sabemos en qué consiste un servidor dedicado, así como sus ventajas y desventajas, es el momento de conocer algunas cosas si tenemos en mente contratar un servidor dedicado.

CPU del servidor

La CPU marcará la capacidad de procesamiento del servidor. De ella va a depender el rendimiento a la hora de ejecutar el sistema operativo y software que se aloje en el servidor.

Memoria RAM

La memoria RAM también será importancia para conseguir un mejor rendimiento del servidor. La cantidad necesaria dependerá de cada caso en particular, pero si queremos que todo fluya de la mejor forma posible, es mejor pasarse que quedarse corto.

Almacenamiento

El disco dura con el que contará el servidor dedicado es otra de las partes más importantes. Si queremos conseguir el mayor rendimiento posible, la mejor opción es elegir servidores que cuenten con discos duros de estado sólido (SSD) ya que ofrecen mayores velocidades en el proceso de lectura/escritura. También sería conveniente contar con algún sistema RAID para mejorar la fiabilidad en caso de que fallase el disco.

Sistema operativo

La elección del sistema operativo dependerá de nuestras necesidades o bien de aquel con el que nos encontremos más cómodos a la hora de trabajar, aunque lo más habitual son las distribuciones Linux. Decir que hay determinados sistemas operativos por los que habría que pagar una licencia.

Transferencia de datos

Hace referencia a volumen de datos que pueden transferirse a través de las líneas de conexión en red de estos servidores. Es algo que los proveedores suelen limitar en algunos servicios, o que tienen ilimitado en otros más caros. En cualquier caso, se debería ajustar al que tú necesites por las visitas o transferencias que vas a hacer.

Cómo saber si necesito un servidor dedicado

Si has llegado hasta aquí, seguro que te estarás planteando la pregunta de cómo saber si necesitas un servidor dedicado. La respuesta a esta pregunta nos la proporcionará, en gran medida, nuestra aplicación web. Si esta recibe un elevado número de visitas al día lo más probable es que un alojamiento compartido se quede pequeño. Otro de los motivos por los que puede ser necesario un servidor dedicado es si debemos almacenar gran cantidad de información, lo que requiere de mucho espacio en nuestro plan de hosting. También hay que tener en cuenta si necesitamos algún software especial, alguna herramienta que por defecto no estén en servidores compartidos o bien alguna configuración especial del alojamiento.

Como hemos comentado, el día a día te ayudará a determinar si necesitas dar el paso y contratar un servidor dedicado. En caso de duda, lo mejor es que consultes algún experto que te oriente según tus necesidades.

Ir arriba