No es la primera vez que en nuestro blog hablamos de como las redes sociales se han convertido en un modo de medir la opinión pública de las personasy en concreto los casos de las agencias de medición que empiezan a incorporar Twitter para medir las tendencias de lo que actualmente piensa la sociedad. Pero si las redes sociales actuales no nacieron con esa idea, la que si parece que lo ha hecho es Swipp, la cual parece convencida de que medir la opinión pública haciendo uso de su social media es lo mejor que se les ha podido ocurrir.

Swipp se presenta como algo así como el legado de la mayoría hecho red social. Es decir, que en ella no necesitamos ser un perfil, no necesitamos identificarnos, basta que seamos una persona y que contemos con una ubicación desde la cual contar al mundo nuestra opinión sobre un tema determinado, que puede ser ya una propuesta o puede crearse si es que aún no existe.

¿Y cuál es el objetivo de todo esto? Bueno pues supongamos que queremos hacer un estudio sobre el chocolate. Si Swipp fuera capaz de llevar a cabo su idea nos diría por ubicación qué es lo que el mundo piensa del chocolate. Y así con cualquier tema que se les ocurra. Sin duda a mi esto me suena a una revolución como la de Wikipedia y que ayudará mucho al que se encarga de hacer estudios de marketing.