5 claves para no ser una víctima más de la ciberdelincuencia en vacaciones

El verano es la época del año en la que más tiempo libre tienen los españoles. Por ello, es habitual dedicar este tiempo a disfrutar y a desconectar tras un duro año de trabajo. Sin embargo, los ciberdelincuentes no descansan y esta estación se ha convertido en uno de sus periodos preferidos para delinquir y arruinar las vacaciones de sus víctimas.

Según el último estudio de cxLoyalty, multinacional líder en soluciones de fidelización y customer engagement, El cibercrimen y su relación con el consumidor, la preocupación de los consumidores por la ciberdelincuencia es cada vez mayor. En concreto, el 61% de estos la considera como la principal fuente de inquietud, por encima de otro tipo de delitos como los físicos o el atraco. Sin embargo, a pesar de los altos niveles de sensibilización, y ser España el tercer país más preocupado por este problema, por detrás de Brasil y EE.UU., persiste una brecha en cuanto a la identificación de riesgos y amenazas que está permitiendo que los ciberdelincuentes continúen causando estragos.

Y es que ser víctima de un delito cibernético puede derivar en la usurpación de la identidad y pérdida de reputación o, incluso, de grandes cantidades de dinero. Consciente de estas vulnerabilidades, esta empresa advierte de los riesgos a los que podamos incurrir durante nuestras vacaciones al hacer uso de internet y lanza 5 consejos para mejorar la seguridad y privacidad de nuestros datos.

Cuidado con el contenido publicado en redes sociales

Es el consejo más repetido y el error más cometido. Compartir el destino vacacional a cada instante puede tener consecuencias desastrosas tanto en el mundo virtual como en el mundo real, mucho más si se añade la geolocalización. Es una forma de ponérselo sencillo a los ladrones, que sabrán cuando una vivienda está vacía, y a los cibercriminales, ya que al compartir fotos o información en internet se vuelve de dominio público y podrán usarla para cometer delitos.

Según la investigación My Precious Data: Stranger Danger de Kaspersky Lab, de aquellos usuarios que comparten datos, el 47% ha sufrido el robo de información en sus smartphones, el 52% en su ordenador y 20% en su tablet. Por otro lado, de los internautas que no comparten información solo se han visto perjudicados por dichos robos el 13% respecto a los smartphones, el 20% en cuanto a los ordenadores y el 4% de los que usan tablet. Así pues, lo mejor es no compartir nada o, al menos, no hacerlo al instante.

Evitar las redes WI-FI públicas o compartidas

La conexión a redes WI-FI públicas conlleva acarrear riesgos innecesarios, como el robo de cualquier tipo de información. Salvo que sea estrictamente necesario, es preferible huir de estas conexiones. Sin embargo, siempre se darán casos en los que acceder a internet a través de un WI-FI público sea necesario. Por eso, en dichos casos, es fundamental tener presente que, bajo ningún concepto, se iniciará sesión en sitios web en los que sea necesario introducir contraseñas o enviar datos personales y tampoco se realizarán transacciones bancarias.

Cambiar las contraseñas

Por muchas veces que se haga hincapié en la importancia de evitar las redes WI-FI públicas, siempre se establecerán conexiones con ellas. En ese caso, es vital modificar las contraseñas tras hacerlo. De hecho, poner al día la seguridad de los dispositivos es algo que debería hacerse de forma periódica, más allá del uso de redes WI-FI públicas. Para facilitar esta tarea, el mejor aliado es un gestor de credenciales. ¡Así no será necesario memorizarlas!. Puedes utilizar la web para generar contraseñas seguras gratis.

Ignorar los mensajes virales de redes sociales o WhatsApp

Los mensajes virales tanto en redes sociales como en WhatsApp se disparan en verano. ¿Por qué? Por la tendencia de la población a ser más ociosa y picar en estos engaños con mayor facilidad. Por eso, la mejor opción es ignorar estos mensajes o consultar fuentes fiables que puedan corroborarlos  o desmentirlos.

Apagar el router y el resto de dispositivos

Salir de viaje y dejar encendida la televisión no tiene ningún sentido, ¿verdad? Tampoco lo tiene dejar el router funcionando. Desconectar todos los dispositivos es, además de un ahorro de energía, una forma de cerrarle la puerta a un posible incidente de seguridad.

Estos son solo algunos puntos clave que es preciso tener en cuenta de cara a mantener protegida la identidad digital estas vacaciones y el resto del año. Toda precaución es poca teniendo en cuenta que en esta lucha la ciberdelincuencia siempre lleva unos puntos de ventaja.

Una información de cxLoyalty. Fotografía de Alex Knight en Unsplash