10 claves para protegerte de los ciberataques en 2018

Hace poco que hemos empezado el año 2018, pero los ataques informáticos no cesan. Raro es el día que no aparece alguna noticia relacionada con alguna nueva amenaza que puede poner en riesgo nuestra información. Para evitar este tipo de situaciones, es importante tomar ciertas medidas de seguridad y así estar protegidos contra los ciberataques. Por este motivo, hoy nos hemos hecho eco de un decálogo de consejos para mejorar nuestra seguridad que ha sido publicado por la compañía TechcoSecurity.

Fuente: pixabay

Según el Instituto Nacional de Ciberseguridad(INCIBE), los incidentes en ciberseguridad han aumentado exponencialmente en los últimos años, llegando a multiplicarse por seis desde 2014 y superando ya los 113.000 hasta octubre de 2017.Los incidentes gestionados en ciberseguridad han pasado de los 18.000 en el año 2014 a los 50.000 en 2015,y los 115.000 en 2016. Además, en los primeros diez meses de 2017 ya superan los 113.000 según INCIBE.

Alejarse de lo desconocido

Se trata de una recomendación que se viene indicando desde hace tiempo. A pesar de lo golosas que pueden ser las redes abiertas, hay que desconfiar de aquellas que no sean conocidas, ya que podrían ser utilizadas atacarnos.

Utilizar siempre un antivirus

Otra de las recomendaciones clásicas, pero que por raro que parezca, aún hay muchos usuarios que no utilizan este tipo de software para estar protegidos ante posibles amenazas de seguridad.

Claves de bloqueo en ordenador y dispositivo móvil

Fuente: pixabay

Si no queremos que nuestra información sea accesible por cualquier usuarios, es muy recomendable que protejamos el acceso a nuestros dispositivos con alguna clave compleja. De esta forma, en caso de robo o pérdida, no podrán acceder al contenido.

Uso de contraseñas complejas

Olvidaros de contraseñas sencillas de unos pocos caracteres que pueden ser adivinadas de forma rápida. Debéis utilizar contraseñas complejas donde se utilicen letras (minúsculas y mayúsculas), números y caracteres especiales. De esta forma, estaremos mejorando la seguridad.

Desconfiar de los enlaces sospechosos

Fuente: pixabay

En el caso de recibir en nuestro correo mensajes con enlaces sospechosos, deberemos desconfiar de ellos ya que puede que se trata de alguna técnica de phishing para capturar nuestros datos.

Cuidado con los servicios Cloud

Aumentarán exponencialmente los ataques y las filtraciones de datos procedentes de servicios Cloud y dispositivos IOT (Internet of Things) del mismo modo que aumenta el uso de estas herramientas. Las copias de seguridad dejarán de ser un método fiable para parar el ataque de programas dañinos (Ransomware).

No instalar programas no autorizados

A nadie le gusta pagar por utilizar un software, pero en ocasiones, utilizar aplicaciones pirateadas o gratuitas, puede conllevar un aumento del riesgo de ser atacados. Antes de instalar cualquier aplicación, debemos asegurarnos de que es totalmente segura y que no sufriremos ningún tipo de ataque.

Comprobar los servicios de comercio electrónico que usamos

Fuente: pixabay

El ecommerce continuará su auge y crecimiento, convirtiéndose, probablemente, en la fuente de riesgo más común y la más difícil de controlar entre las técnicas de ciberdelincuencia. Números de tarjetas de crédito, contraseñas e información personal son los principales datos que un atacante intentará sustraer.

Informar de cualquier actividad sospechosa

En caso de detectar alguna situación anómala, informar a todos vuestros contactos para evitar que ellos puedan sufrir ataques que pongan en peligro su información.

Estar siempre alerta

Por último, no hay nada como estar pendiente de lo que se mueva a nuestro alrededor, evitando dejar información confidencial a la vista. Hacer caso a vuestra intuición, y si algo no os transmite seguridad, alejaros de ello.

Además de estos consejos, ¿qué otras acciones lleváis a cabo para mejorar vuestra seguridad? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!