El marketing digital se transforma para adaptarse a las redes sociales

La era digital y sus protagonistas, las redes sociales, han traído consigo innovadores modelos de marketing para adaptarse a las nuevas necesidades del sector; que indudablemente deben abordarse por todo máster en marketing digital que se precie.

El ‘boom’ de las redes sociales ha transformado por completo el contenido digital y la forma de transmitirlo a consumidores y usuarios. De esta forma, la transformación digital llevada a cabo por las redes sociales ha hecho que el marketing digital adapte sus bases y estrategias a este nuevo ecosistema digital; especialmente en lo que se refiere a su concepto de ‘marketing mix’ y a las conocidas como 4 P’s: Producto, Precio, Punto de venta y Promoción o Publicidad.

¿Para qué sirven las 4 P’s?

Las 4 P’s hacen referencia a los instrumentos o elementos fundamentales de cualquier estrategia de marketing exitosa, y tradicionalmente han venido explicando el funcionamiento del marketing. Así pues, las 4 P’s muestran las distintas áreas que han de trabajarse para desarrollar un negocio.

Cada una de ellas se implementará a través de un plan específico y propio, elaborado a raíz de un estudio de mercado previo, pero siempre coherente con los del resto de áreas.

  1. La primera P viene dada por el Producto, pues se trata del componente esencial de toda campaña, pudiendo consistir no sólo en objetos tangibles o servicios concretos, sino también en valores o ideas representativas de la marca o negocio.

    Por tanto, lo primordial en una buena estrategia de marketing será definir de forma exacta qué se va a comercializar, qué necesidades satisfará el producto o servicio y cuáles serán sus características, beneficios y/o valores agregados que proporcione.
  1. Ya en segundo lugar aparece la P de Precio, que habrá de fijarse teniendo en cuenta las perspectivas de gasto del consumidor, los precios de la competencia, así como los beneficios a obtener por el negocio, en relación con los costes.

  2. Por su parte, la tercera P se refiere al Punto de venta y al proceso de distribución para hacer llegar el producto o servicio al cliente, respecto al que habrá de tenerse en cuenta el almacenamiento, el transporte y los costes y tiempos del mismo, o los canales de venta físicos o digitales.
  1. Finalmente, la cuarta P proviene de la Promoción o Publicidad y se centra en los medios que deben utilizarse para dar a conocer el producto o servicio en cuestión. La estrategia de marketing referida a esta área deberá hacer hincapié en elegir el/los canal/es de promoción más adecuado/s para la captación y fidelización de clientes, tomando como base el tipo de negocio y el público objetivo.

    Y es en el área de la Promoción o Publicidad donde la revolución de las redes sociales ha tenido un mayor impacto. A los medios tradicionales de publicidad (como anuncios en televisión o radio) se han añadido los canales digitales de promoción y, en particular, de promoción en redes sociales.

A día de hoy una estrategia de marketing eficaz pasa por la gestión activa de redes sociales; la creación y desarrollo de contenido online y personalizado, con publicaciones y anuncios; la recepción de feedbacks; o la creación de comunidades digitales para conectar con potenciales clientes y fidelizar a los mismos. Todo ello sin olvidar las estrategias de e-commerce o posicionamiento web, entre otras.

En definitiva, las redes sociales han modificado en gran medida las bases del ‘marketing mix’, añadiendo un nuevo enfoque digital a la visión estratégica del marketing que, a través de sus nuevas herramientas, permite a los negocios, tanto nuevos como ya existentes, desarrollarse y expandirse con mayor éxito.

Ir arriba