-

Growth Hacking, el crecimiento digital

Más allá del marketing convencional y dándole la vuelta a las técnicas que hemos utilizado hasta ahora, el Growth Hacking ha revolucionado el mundo online de una forma bastante práctica. Buscando el aumento de seguidores desde dentro, las empresas que se están especializando en este concepto son la demanda del futuro.

La mercadotecnia digital avanza todos los días. Para dedicarnos a Internet es fundamental conocer lo último en actualidad y growth hacker es una de las palabras que más se escuchan, leen y escriben en la web. Perfil de élite en Estados Unidos, ha llegado a España como nuevo concepto del oficio.

¿Qué es el Growth Hacking?

Entendemos Growth Hacking como esa disciplina realizada por los Growth Hackers y que incrementa de forma rápida el número de usuarios, ingresos o impacto sobre su marca. Hasta aquí podríamos considerarlo una estrategia de marketing sin misterio, pero, lo que tiene de especial es que se hará con la mínima inversión posible.

Sin esfuerzo adicional por parte de la empresa o el particular, pero mejorando el número de usuarios o ventas que haga un producto. Cogiendo todas las técnicas que ya existen en el mercado y cambiando la metodología a la hora de actuar, parece que en Estados Unidos ha pegado con mucha fuerza y es por eso que aquí ha comenzado a usarse.

¿Cuál es el perfil de un Growth Hacker?

El potencial de esta nueva tendencia de mercado ha hecho que cada vez se busquen más profesionales Growth Hacker a fin de conseguir más leads, aumentar las conversiones e incrementar nuestras ventas online, pero, ¿qué es lo que tiene a su favor? A continuación, te dejamos algunas de las características:

Visión analítica

Entender las técnicas que funcionan y las que no es fundamental en este perfil. Un equipo que ha entendido el concepto y lo que piden los clientes ofrece respuestas donde otros no saben por dónde tirar. Entre la métrica y el target sabe que está la clave del éxito pero, si en algún momento no van, no tendrá problemas en cambiarlas.

Creatividad

Puede que el Growth Hacking se diferencie del marketing que conocemos por darle la vuelta a lo que hasta ahora se había hecho pero un profesional de esta rama nunca deja de ser alguien creativo. La búsqueda de nuevas fórmulas que supongan grandes efectos es algo que se mantiene por encima de todo.

Persona ágil

Los Growth Hackers son personas ágiles. Su capacidad analítica logra que sepa ver cuáles son las cosas que funcionan de forma rápida y sin pararse demasiado en aquellos puntos que no terminan de salir. Estar parado en un mismo tramo durante mucho tiempo solo ralentiza el proceso y es aquí donde no va a caer.

Persona curiosa

Además de ágil es una persona curiosa. Le gusta conocer un poco de todo y pensar en cómo aplicar lo que ha aprendido a la elaboración de su técnica. Sabe que en cualquier temática puede haber una idea interesante o con la que se sienta identificado. Esto, de cara al crecimiento empresarial, es bastante positivo.

Hacer Growth Hacking a nuestro negocio es la última forma de incrementar las ventas que se está trabajando. Son muchos los espacios que han confiado en la eficacia de especialistas que han aprendido de los mejores y ahora cuentan con una lista de usuarios que antes no tenían. ¿A qué esperas para ser el próximo?

Lo último...