¿Sabes qué es una VPN y cómo funciona?

Internet se ha convertido en una herramienta fundamental en nuestra vida. En la actualidad es posible realizar todo tipo de acciones desde cualquier dispositivo capaz de conectar a la red, ya sea para buscar información, realizar la compra de cualquier producto o servicio o realizar algún trámite con la administración. Pero este aumento en su uso, también ha traído consigo un importante problema, que no es otro que la seguridad de nuestra información. Cada vez que nos conectamos a Internet, nos estamos poniendo en riesgo si no tomamos las medidas de seguridad necesarias. En este sentido, el uso de una VPN se ha convertido en una de las principales herramientas que podemos utilizar en la actualidad.

¿Qué es una VPN y cómo funciona?

Cuando hablamos de VPN nos estamos refiriendo a una red privada virtual que se utiliza para conectarse a Internet proporcionando seguridad, privacidad y anonimato online. Es una excelente herramienta para proteger nuestras actividades digitales cotidianas, tanto empresariales como personales, ya sea para enviar un correo electrónico o bien para conectarse al panel de control de un entorno cloud.

Para ofrecer ese anonimato, las VPNs ocultan las direcciones IP evitando que la actividad se pueda rastrear. Gracias a esto, se mantienen la información privada y lejos de miradas no deseadas.

La VPN hace uso de un protocolo mediante el cual la información es encriptada para que se desplace de forma segura por la red, haciendo uso de un túnel de conexión exclusivo para ti. Al llegar la información al ordenador conectado a la VPN, esta se desencripta para ver los datos con la apariencia usual, pero con la seguridad de que no se haya podido sustraer durante el desplazamiento.

Al conectar cualquier dispositivo a una VPN, el dispositivo actúa como si estuviese en la misma red que la VPN. Esto permite, por ejemplo, acceder de forma remota a recursos de red locales.

Por qué utilizar una VPN

Como ya hemos comentado anteriormente, el motivo principal no es otro que el de garantizar la seguridad de nuestra información mientras nos movemos por la red. Esto resulta de gran utilidad en los casos en los que debemos conectarnos a una WiFi pública. Gracias al funcionamiento de la VPN, garantizaremos que las comunicaciones estarán seguras ya que toda la navegación se llevará a cabo dentro de una red propia a la VPN.

En el caso de las empresas, el uso de las VPNs resulta de gran importancia, más para todos aquellos que viajan continuamente o teletrabajan desde casa, teniéndose que conectar a los servidores de la empresa. De esta forma, se evita el riesgo de que posibles hackers se hagan con información de gran valor de la compañía.

También resulta clave para proteger el acceso a herramientas críticas como puede ser el acceso SSH a los servidores o el acceso al panel de control de un cloud privado. Por medio de la VPN se garantizará que el tráfico circule de forma segura.

Usos habituales de una VPN

Son muchos los motivos que pueden llevarnos a utilizar una VPN a la hora de navegar por Internet. Veamos a continuación algunos de los más importantes.

  • Acceder a recursos de acceso restringido de una empresa. La seguridad de los datos es crítica para garantizar la continuidad del negocio, la competitividad y el cumplimiento de la regulación de protección de datos. Las empresas siempre deberían asegurar la privacidad y la seguridad de sus recursos, especialmente de los de misión crítica.
  • Acceder a la red del trabajo cuando no estamos en la oficina. En una sociedad donde cada vez más se apuesta por el teletrabajo, contar con una herramienta que asegure el acceso a los recursos de la empresa de forma segura y cifrada, es algo muy importante para el buen funcionamiento de la compañía.
  • Acceder a la red de nuestro hogar mientras estamos fuera de casa. Cada vez son más los usuarios que usan una VPN para acceder a sus equipos encendidos en casa y navegar como si estuviesen en la LAN de su hogar.
  • Ocultar los datos de navegación. Los usuarios pueden mantener su historial de navegación privado usando una VPN; algo aún más importante si se utiliza una wifi pública. En una red wifi pública sin contraseña o compartida con todo el mundo, todo lo que visite el usuario y no tenga una conexión segura HTTPS podría ser visible para cualquiera que sepa sniffear una red. Por el contrario, al activar una VPN, todas las comunicaciones se encriptan y son 100 % anónimas. Así que, si hubiera alguien sniffeando la red, lo único que vería es que el usuario tiene una VPN levantada.
  • Conexión segura a una red WiFi pública. Acceder a una red WiFi pública puede ser muy peligroso ya que al tratarse de una red abierta, cualquier usuario que esté conectado a ella puede tener acceso a tus datos.
  • Evitar la censura en Internet. Hay gobiernos que restringen el acceso a determinados servicios o sitios web, como es el caso de China, y para eso una VPN es una opción ideal para acceder sin problema a esos servicios o contenidos censurados.

¿Qué VPN elegir? 

A la hora de elegir una VPN, lo más recomendable es elegir aquella que ofrezca la mayor protección posible. En este sentido nos podemos encontrar varios tipos. Es el caso de las VPNs L2TP e IPsec, redes que tanto Windows como Mac OS soportan de forma nativa. Linux también lo soporta, pero habría que instalarlo y configurarlo para que funcionase.

Redes OpenVPN

Por otro lado también nos encontramos a OpenVPN, que se trata de una solución de código abierto y que su uso está muy extendido en la actualidad gracias a la multitud de posibilidades de seguridad que ofrece. Pasemos a continuación a nombrar algunas de las principales ventajas de utilizar OpenVPN.

  • Ofrece seguridad a nivel de conexión, estabilidad y velocidad al utilizar el protocolo UDP.
  • Utiliza claves AES de 256 bit y certificados basados en SSL/TLS.
  • Soporta conexiones de tipo proxy con protocolos como HTTP o OFBS junto a TCP o UDP, tanto como servidor como cliente.
  • Es un protocolo y software de código abierto, por lo que continuamente está siendo actualizado y mejorado.
  • Opera en la capa 2 o capa 3 OSI, pudiendo utilizar túneles para la conexión además a través de cualquier cortafuegos por la posibilidad de utilizar también HTTPS, lo que es perfecto para desbloquear contenido de otros países.

Así que ya sabéis, en el caso de querer mejorar vuestra privacidad a la hora de navegar por la red, el uso de una VPN puede ser la mejor de las opciones. No lo dudes y empieza a utilizarlas, seguro que no te arrepentirás.

Ir arriba