Por desgracia, son muchas las amenazas informáticas a las que estamos sometidos los usuarios. Estos ataques informáticos pueden llegar de la forma menos esperada, apareciendo nuevos métodos cada día. Nadie está libre de sufrir algún tipo de ataque, incluso las principales empresas del mundo. Entre todos los ataques, el de robo de identidad es el que más nos debería de preocupar. Un reciente estudio llevado a Cabo por Cifas, revela como en el Reino Unido, se han registrado 89.000 casos durante el primer semestre de 2017. Dentro del mundo empresarial, el 45% de las pequeñas empresas de ese país había experimentado algún tipo de ataque.

Como hemos dicho, hay muchos tipos de ataques informáticos. Hoy os queremos mostrar los cinco que más afectan a las empresas y que se ha publicado en el portal Incubaweb.

Spear phishing

Cualquier empresa, independientemente de lo grande que esta sea, puede sufrir algún tipo de ataque en cualquier momento, aunque las más pequeñas son las más vulnerables. En este sentido, Symantec descubrió que el 75% de las PYMES, en comparación con el 35% de las grandes empresas, fueron víctimas de phishing.

Este ataque se lleva a cabo mediante suplantación del correo electrónico. Mediante este, se solicita información confidencial haciéndose pasar por un remitente que el destinatario puede conocer personalmente. A la hora de la verdad, la persona que está detrás de esa dirección es un ciberdelincuente que busca datos personales.

Ransomware

Ransomware es el término utilizado para los virus informáticos que amenazan con eliminar archivos comerciales importantes a menos que la compañía pague un rescate. El reciente ataque global de WannaCry es un ejemplo de alto perfil de este tipo que afectó a empresas y organizaciones públicas más grandes. Sin embargo, los ataques de ransomware contra las PYMES van en aumento, principalmente porque se creen objetivos más improbables.

Una investigación de Malwarebytes puso de manifiesto que más de un tercio de las empresas de América del Norte, Francia, Reino Unido, Alemania, Australia y Singapur con menos de 1.000 empleados se vieron afectadas por ransomware en el último año, mientras que uno de cada seis experimentó un ataque que les costó 25 horas de tiempo perdido.

Acceso público de Wi-Fi

Las conexiones WiFi son las más utilizadas hoy en día en todo el mundo. Lo habitual es hacerlo en casa o en el trabajo, aunque también hay casos en las que nos conectamos a una WiFi pública.  Este tipo de conexiones tienen el problema de que no son todo lo segura que quisiéramos que fueran aunque según un estudio de Ofcom, el 77% de las personas piensa que el WiFi público es tan seguro como su propia conexión personal.

A decir verdad, se ha demostrado como estas conexiones tienen importantes agujeros de seguridad. Los hackers pueden monitorizarlas para capturar nuestra información personal mientras las utilizamos.

ID Theft

Es fácil pensar que solo los consumidores individuales corren el riesgo de sufrir un robo de identidad (ID Theft). Pero en 2016, Experian reveló que las pequeñas empresas del Reino Unido estaban perdiendo un promedio de más de 2.500 libras debido al robo de identidad y las estafas de tarjetas. La mayoría de los robos de identidad se llevan a cabo vía online y, según Cifas, la obtención de pólizas de seguros es un nuevo truco utilizado por los defraudadores.

Falta de preparación

Por último, entre todas las trampas que pueden afectar a las PYMES, una de las más habituales es la falta de preparación. Estas empresas no suelen contar con ningún tipo de acción preventiva, lo que significa que hay un mayor riesgo de sufrir algún tipo de ciberataque.

Hay que tener en cuenta que en mayo de 2018 entrará en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y las PYMES deberán afrontar una mayor responsabilidad en la forma en que adquieren, almacenan y administran los datos de sus clientes a largo plazo; de lo contrario, se exponen a fuertes multas de hasta el 4% de su facturación anual o 20 millones de euros por incumplimiento.

¿Qué otros ataques informáticos pensáis que son de lo más peligrosos para las compañía? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!