Según el último Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información la tercera parte de las empresas españolas de 10 o más empleados y la quinta parte de las microempresas  utilizan activamente las redes sociales para conectar con sus clientes, captar nuevo público o promocionar su marca, productos o servicios.

Tanto para compañías como para profesionales a título particular, una correcta gestión de las redes sociales y una traslación adecuada de la imagen que damos en ellas puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Tanto en España como en el ámbito internacional, el 62% de la actividad social se genera en Facebook, con un crecimiento interanual de casi el 4% en nuestro país. Eso explica la importancia que han adquirido los cursos de redes sociales y, en concreto, la formación online sobre Facebook.

Las empresas apuestan por buscar acciones de formación en redes sociales barata y de calidad para contar con profesionales que puedan asumir, desde dentro de su organigrama, este tipo de tareas.

Crece la oferta de formación online en redes sociales

Formación a medida

Tanto en el apartado de las redes sociales como en lo relacionado con la formación en general para empresas, el e-learning es la opción preponderante. Plataformas de formación online como Cursogram permiten a los interesados en recibir formación variada, de calidad y a buenos precios, en Hootsuite, Relaciones Públicas, Facebook como herramienta de negocio, reclutamiento 2.0 o reputación online, entre otras muchas materias.

La clave, como en este caso, está en ofrecer variedad en las temáticas de las acciones formativas, flexibilidad a la hora de que los alumnos gestionen su tiempo y, asimismo, contar con docentes contrastados.

La consultora Deloitte destacaba recientemente que la tercera parte de las empresas españolas disponen ya de una plataforma web para desarrollar acciones de formación a distancia.

El e-learning, de acuerdo con las estimaciones de los expertos, permite una reducción de los gastos asumidos por las empresas de alrededor del 50%. Asimismo, la formación online en redes sociales favorece una reducción del 60% en el tiempo de asimilación de nuevos contenidos.

Las empresas de nuestro país han incrementado más del 50% su presupuesto destinado a acciones formativas para el presente ejercicio. El capítulo de las redes sociales va a ser, junto con la formación en tareas administrativas y la prevención de riesgos laborales, el que las compañías de nuestro país más van a preocuparse de reforzar, casi siempre a través de recursos propios.