La adicción al móvil ha crecido en España un 7% este año

El buscador de seguros Rastreator, ha vuelto a realizar un sondeo este año para analizar la adicción al móvil en la sociedad española, y los resultados son realmente preocupantes. Más de 8,1 millones de españoles se consideran adictos a su dispositivo móvil. Es decir, el 28,5% de la población comprendida entre los 18 y los 65 años. El año pasado la cifra fue de 7,6 millones, por lo que el aumento, como podrás deducir, ha sido del 7% en un único año. Del estudio se desprende que los españoles estamos más tiempo pegados a la pantalla de nuestro dispositivo. Para ser exactos 4 horas y 22 minutos de media diaria. Y por regla general, la mayoría de los encuestados reconocen que lo primero y lo último que hacen en el día es mirar su terminal móvil. La dependencia es tal que en torno al 11% asegura que no podría estar lejos de su móvil más de una hora.

¿Pero qué nos llama tanto la atención como para pasar tanto tiempo absortos mirando una pantalla? Según los consultados, lo que les ocupa más tiempo es chequear sus redes sociales (un 20% del tiempo que dedican al uso del móvil diariamente), seguido por realizar llamadas al modo tradicional (18,5%) y por último, gestionar su cuenta de correo electrónico (14,4%).

Como puedes observar, estas cifras revelan un gran problema de adicción entre la sociedad española, cosa que es realmente inquietante. Por supuesto, en periodo de vacaciones, cuando más ociosos estamos, esta dependencia se agrava.

En las infografías de más abajo puedes ver lo comentado antes de un modo más gráfico.

En esta, podemos ver la evolución del sondeo que realiza Rastreator año tras año.

¿Qué podemos hacer para combatir nuestra adicción al móvil?

Daniel Peña, doctor en Psicología y Ciencias de la Conducta y experto en adicciones a las nuevas tecnologías, traslada unos consejos sencillos pero útiles a la hora de intentar combatir esta adicción tan extendida.

Conócete a ti mismo

La inseguridad, falta de confianza en con nosotros mismos, vulnerabilidad emocional o la necesidad excesiva de aprobación por los otros pueden hacernos más propensos a hacer un uso abusivo del móvil. Conocer estar características y saber cómo influyen en nuestro comportamiento es el primer paso para recuperar el control.

Marca períodos con y sin teléfono

Establece períodos específicos y determinados para revisar el móvil y momentos y actividades en los que el móvil esté prohibido. No te centres solo en lo que no debes hacer, sino en qué vas a invertir tu tiempo en vez de mirar el móvil.

Conoce los desencadenantes

Hay situaciones externas (sociales) o internas (estrés, aburrimiento…) que desencadenan nuestro comportamiento, hábitos tóxicos que nos hacen estar pendientes del móvil sin ser necesario. Un eslabón inicial puede disparar el siguiente por lo que el autocontrol es mucho más fácil en los eslabones iniciales.

Controla tu atención

La atención es el objetivo mediante el que percibimos el mundo, un filtro que determina la porción del mundo con la que establecemos contacto. Sentimos y reaccionamos a esa parte del mundo y en ocasiones ese filtro se establece como consecuencia de emociones (ej. Miedo) y no por nuestros objetivos, metas, valores…El mindfulness es una excelente forma de entrenar la atención

Aplica la racionalidad

A veces el uso del móvil obedece a patrones irracionales de pensamiento como el miedo a perderse algo o a quedarse fuera (FOMO). En estos casos es importante reanalizar nuestra forma de pensar e interpretar la realidad, tratando de hacerla más racional, autónoma y menos dramática.