7 métodos para acceder a contenidos restringidos desde cualquier lugar

Seguro que alguna vez te has encontrado en la situación de querer acceder a cierto contenido en Internet y no poder hacerlo por estar bloqueado. Puede parecer extraño que esto ocurra hoy en día, pero es más habitual de lo que podríamos llegar a pensar. Son varios los motivos que pueden llevar a bloquear ciertos contenidos o sitios web dependiendo de la zona geográfica en la que nos encontremos o bien el tipo de contenido al que queramos acceder.

Por qué se bloquean sitios web

Son varios los motivos que pueden llevar a que no tengamos acceso a ciertos contenidos. Para llevar a cabo ese bloqueo, se tienen en cuenta la dirección IP que identifica al dispositivo en Internet y que además revela la ubicación física. A partir de esa información, los administradores de red determinan si ese dispositivo puede acceder a ese contenido o no.

Como hemos comentado, son varios los motivos que pueden llevar al bloqueo. Hablemos sobre algunos de los principales.

Contenido con restricciones geográficas

Hay ciertos servicios de streaming, como los que ofrece Neflix o HBO, que cuentan con diferentes acuerdos de licencia para el contenido que ofrecen. En estos acuerdos se detallan el tipo de contenido que pueden ofrecer en cada región donde ofrezcan sus servicios. De esta forma, el catálogo disponible para EEUU no es el mimo que para España.

Restricciones en centros educativos y empresas

Suele ser normal que en centros educativos o en las empresas, se bloquen el acceso a determinados contenidos. Tiene lógica que no se pueda acceder a sitios de contenido para adultos que puede influir en la productividad de los empleados.

Censura

Aunque vivimos en el siglo XXI, aún son muchos los países donde se aplica algún tipo de censura. Uno de los principales ejemplos lo encontramos en China, donde su gobierno bloquea el acceso a aplicaciones como Facebook o Twitter. En estos casos, los usuarios deben buscar alternativas para saltarse esa censura.

Método para desbloquear el acceso a sitios web

Veamos a continuación algunas opciones que podemos utilizar para conseguir acceder a ese contenido que podamos tener bloqueado por nuestra situación geográfica.

Utilizar una VPN

acceso vpn

A la hora de acceder a contenido restringido, el uso de una VPN es el método más sencillo y fiable que podemos utilizar. Una VPN lo que hace es redirigir el tráfico por medio de un servidor remoto, asignándote una dirección IP alternativa, por lo que nadie podrá determinar tu ubicación. Cuando se conecte a un sitio web, parecerá que lo hace desde el servidor VPN, que enmascara su auténtica ubicación y desbloquea el contenido que desea. Además, cuando se utiliza una VPN, se cifra la conexión, lo que mejora la seguridad a la hora de movernos por la red.

El problema que nos podemos encontrar aquí, es que este tipo de VPNs no suelen ser gratuitas, y las que son gratuitas, ofrecen un tráfico limitado al día.

Acceder mediante un proxy web

En el caso de tener prisa para acceder a un determinado contenido, utilizar un proxy web puede ser la mejor solución, ya que no será necesario instalar ningún tipo de software, además de existir un gran número de este tipo de servicios online. Para utilizarlo, lo primero que deberemos hacer será conectarnos al servidor proxy, para después acceder al destino deseado. Al igual que ocurre con la VPN, nuestra ubicación quedará enmascarada.

Utilizar el navegador Tor

browser tor

Otra de las alternativas que tenemos para acceder a ese tipo de contenido, es utilizar el navegador Tor (The onion router o el router cebolla). Este navegador lo que hace es redirigir el tráfico a través de numerosas capas de cifrado, de ahí su nombre. Gracias a esto, puede acceder de forma anónima y saltarse la mayoría de las restricciones.

El problema en este caso, es su velocidad de acceso, ya que al tratarse de un proyecto de código abierto, este es mantenido por voluntarios. Además, nos podemos encontrar con la situación de no poder instalarlo en nuestro puesto de trabajo o centro educativo al estar bloqueado su acceso.

Instalar una extensión de navegador proxy o VPN

Hoy en día, es posible encontrarnos un sinfín de extensiones que instalar en los principales navegadores para aumentar sus funcionalidades. Entre todas estas extensiones, existe la posibilidad de instalar un proxy que nos permitirá navegar por la red, eligiendo diferentes servidores según nuestras necesidades. Además, como el proxy se encuentra directamente en el navegador, por lo que no es necesario perder el tiempo navegando constantemente hasta el proxy

Por otro lado, también está la opción de instalar una extensión VPN para el navegador, o bien apostar por un navegador que ya la traiga de serie, como es Opera.

Utilizar una dirección IP en vez de una URL

Todo nombre de dominio resuelve a una dirección IP. Hay casos, en los que se puede cambiar el nombre del dominio por esa dirección IP para acceder al contenido. Aquí el problema es conocer esa dirección IP, pero es algo que no resulta complicado. Por ejemplo, en Windows se puede utilizar el comando Ping desde consola, seguido del nombre del dominio. En Linux se puede utilizar el comando Dig y en Mac el comando Traceroute.

consola ping windows

El problema de este método es que en la mayoría de los casos no suele funcionar.

Utilizar Google Translate

traductor google

Aunque pueda parece raro, en algunos casos se puede acceder a esos sitios restringidos mediante el traductor de Google. Para ello, lo único que deben hacer es pegar el sitio web al que se quiera acceder dentro de la caja de texto a traducir. Luego, en la caja de la traducción, deberemos pulsar sobre el enlace.

Es importante tener en cuenta que la calidad de este método es muy baja, y que en muchos casos no se conseguirá los resultados buscados, pero bueno, es otra alternativa más que podemos utilizar.

Aprovecha una IP dinámica

Este método solo funciona en aquellos casos en los que se ha bloqueado una determinada IP o rango de IPs. Para ello, es necesario que tu ISP le haya proporcionado una dirección IP dinámica que cambie con el tiempo. Si es este su caso, reiniciando el router se le asignará una IP diferente. De esta forma ya podrá acceder a ese sitio al que no podía acceder.

En el caso de que tenga una dirección IP estática, este método no funcionará, ya que aunque reinicie el router, la IP seguirá siendo la misma.

Así que ya sabéis, en el caso de querer acceder algún contenido que esté restringido el acceso, los métodos que hemos comentado a lo largo de nuestra publicación de hoy puede ser de gran ayuda.

Ir arriba