¿Se pueden hackear las redes sociales?

Cada día pasamos horas y horas conectados a la red. De media, cada español pasa ocho horas en internet, y quitando el tiempo que algunos le dedican por cuestiones laborales, la gran parte de este tiempo se lo llevan las redes sociales.

Las redes sociales han revolucionado el modo en el que nos relacionamos y comunicamos con el resto de las personas hasta tal punto que hemos creado una realidad paralela, un alter ego virtual en el que podemos ser aquello que en la vida real no somos, pero nos gustaría ser.

En este sentido, cuando nos relacionamos por este medio, si no conocemos realmente a la persona físicamente, debemos ser precavidos y pasar un filtro a la información que nos llegue, pues debemos ser consciente de que gran parte de ella puede ser falsa.

Quizá te lo preguntas porque te preocupa tu privacidad. ¿Puede ser que te estén espiando conversaciones de Whatsapp? ¿Están seguros tus contactos de redes sociales? En este artículo de Tu App para sobre hackear Whatsapp podemos ver la realidad que se esconde detrás de estas afirmaciones. Si bien no es tan fácil entrar en la cuenta de otro usuario, no está de más leer las recomendaciones que nos hacen.

En la misma web, Tu App para, también nos hablan de esas supuestas aplicaciones para hackear una cuenta de Facebook en este otro post. Como puedes ver, la mayoría de esas apps y webs son falsas y pueden llegar a ser un timo incluso para esos hackers, pero nunca está de más revisar las protecciones y otros consejos que nos dan. Desde Redes Sociales, hemos recopilado estos y algunos más para poder explicarte qué precauciones debes tomar para proteger tus perfiles sociales ante cualquier intento de hackeo.

Consejos y precauciones para proteger tus redes sociales

A continuación, te damos algunos consejos para proteger adecuadamente todas tus redes sociales de forma rápida y sencilla.

Utiliza contraseñas seguras

El primero resulta bastante obvio, pero es del todo imprescindible. La contraseña de tus redes es como la puerta de tu casa en el plano virtual, así que al igual que tu vivienda no la dejarías abierta ni pondrías una puerta débil y vulnerable, en tus redes debes utilizar contraseñas altamente seguras.

Nada de utilizar fechas de cumpleaños, números o letras consecutivas en el teclado, ni por supuesto tu nombre. Del mismo modo no es recomendable utilizar la misma para todas tus redes, pues en caso de descubrir una, tendrán acceso a todas tus cuentas, además, es muy importante cambiar las contraseñas de forma periódica.

Activa la verificación de dos pasos

Se trata de opción de seguridad que consiste en introducir un código de acceso que se envía directamente a tu móvil para acceder a tu cuenta. Puede parecerte un sistema molesto, pero debes considerar que si dejas tu sesión abierta en tu móvil o en cualquiera de tus dispositivos, no tendrás que introducirlo, solo en caso de que accedas desde un dispositivo nuevo o de algún amigo.

En caso de que necesites mirar tu cuenta en el móvil o en el ordenador de algún amigo, del trabajo o de cualquier dispositivo que no sea tuyo y que vaya a utilizar otro usuario, recuerda siempre cerrar todas las sesiones de las cuentas en las que hayas estado trabajando.

Precaución con las redes WIFI abiertas

Si te conectas a una red WIFI sin seguridad, corres el riesgo de que otros usuarios de esa misma red accedan a tus datos o te envíen algún tipo de virus. Lo mejor es por tanto evitarlas, pero si necesitas conectarte a ellas en alguna ocasión, ten en cuenta que hay aplicaciones para crear una VPN o red privada virtual para que puedas navegar de forma segura por estas redes públicas sin necesidad de tener conocimientos avanzados de informática.

Protege tus datos personales

Cada red social tiene muchas medidas de seguridad que puedes utilizar y gestionar. Incluso si tienes una cuenta abierta, no todo el mundo tiene por qué compartir de manera pública todas tus publicaciones y puedes seleccionar qué personas quieren que la vean.

De todas formas, la mejor medida de seguridad es pensar antes de compartir, porque a veces decimos más de lo que pensamos. Por ejemplo, si publicamos unas fotos tumbados en una hamaca frente al mar, con el título de vacaciones, también estamos diciendo que nuestra casa está vacía y es más susceptible de ser asaltada.

Igualmente, no agregues a cualquier persona. En nuestros perfiles de las redes compartimos mucha información personal: fotos de nosotros, de familiares y amigos, lugares a los que solemos ir o donde pasamos las vacaciones… es una información personal que debería quedar en un círculo privado, pues no sabes qué pueden hacer personas a las que apenas conoces con ella.

Esperemos que todos estos consejos te hayan resultado interesantes y te ayuden a proteger tu vida privada, tus redes sociales y a gestionar tus cuentas con seguridad.