10 claves que te ayudarán a mejorar la ciberseguridad en 2018

Por mucho que no lo queramos reconocer, hoy en día sería muy difícil vivir sin Internet. Nos hemos acostumbrado a poder realizar cualquier tipo de cosa desde nuestro dispositivo móvil u ordenador. Sin ir más lejos, podemos contratar el viaje de nuestras vacaciones desde el sillón de nuestra casa, o bien realizar una transferencia bancaria sin tener que desplazarnos a la oficina. Todo esto también ha provocado que cada vez estemos más amenazados por los ciberdelincuentes, que aprovechan el más mínimo error de los usuarios para entrar en su sistema. Sin ir más lejos, según el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), los incidentes en ciberseguridad han aumentado exponencialmente en los últimos años, llegando a multiplicarse por seis desde 2014 y superando ya los 113.000 hasta octubre de 2017. A pesar de esto, tomando ciertas medidas, podemos mejorar la ciberseguridad.

Fuente: pixabay

No conectarse a redes y dispositivos desconocidos

Aunque las redes abiertas suelen ser muy golosas, debemos tener cuidado a la hora de conectarnos ya que puede ser un gancho para caer en las manos de los atacantes. Antes de conectarte a una red, asegúrate de que es totalmente conocida.

Tener instalado un antivirus

Se trata de la primera acción que siempre deberíamos hacer en cualquier dispositivo, instalar un antivirus. Este tipo de software nos puede ayudar a evitar ser infectados por algún malware.

Claves para bloquear los equipos

Debemos acostumbrarnos a dejar nuestros dispositivos bloqueados con contraseña siempre que nos alejemos de ellos. De esta forma, podremos evitar que alguien los pueda utilizar.

Usar contraseñas complejas

Fuente: pixabay

Son muchos los usuarios que deciden utilizar contraseñas sencillas en sus cuentas de autenticación. Sin ir más lejos, una de las más utilizadas es “12345”. Como os podéis imaginar, esta clave es muy sencilla y nunca deberíamos utilizarla. A la hora de establecer un contraseña, debemos asegurarnos de que esté formada por letras, números y símbolos, además de contener tanto mayúsculas como minúsculas.

Desconfiar de emails o enlaces sospechosos

En ocasiones no tomamos las medidas suficientes a la hora de pulsar sobre algún enlace recibido en nuestro correo o al entrar a una página web sospechosa. Aunque creamos que es totalmente segura, el simple hecho de pulsar ese link, puede provocar que seamos infectados con algún tipo de virus.

Cuidado con los servicios en la nube

La nube se ha convertido en una herramienta muy poderosa. La posibilidad de poder acceder a nuestra información desde cualquier dispositivo y lugar donde estemos ha abierto muchas puertas. En este sentido, no tomar las medidas de seguridad necesarias, puede provocar una situación de robo de información muy valiosa para el usuario.

No instalar programas no autorizados

Instalar programas de fabricantes desconocidos o no autorizados, aumentará el riesgo de sufrir el ataque de algún tipo de gusano, amenazas capaces de traspasar los cortafuegos de seguridad.

Comprobar los servicios de comercio electrónico que usamos

Fuente: pixabay

Los expertos auguran que el comercio electrónico seguirá aumentando el número de adeptos. Esto hará que sea una de las principales fuente de riesgo y la más complicada de controlar. Números de tarjetas de crédito, contraseñas e información personal son los principales datos que un atacante intentará sustraer.

Informar sobre cualquier actividad sospechosa

En el caso de detectar algún tipo de ataque, deberíamos informar de esta situación a todos nuestros conocidos para que tengan cuidado y no caigan en manos de los atacantes.

Estar siempre alerta y no dejar información confidencial a la vista

Para finalizar nuestro listado, una recomendación muy sencilla. Debemos estar alerta de todo lo que pasa a nuestro alrededor, evitando dejar información confidencial a la vista. Utilizar nuestro sentido común puede ser una potente herramienta.

Teniendo presente estas claves, podremos reducir el riesgo en ciberseguridad y estar libres de sufrir molestos ataques. ¿Qué medidas tomáis vosotros para protegeros? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!