-

Conoce lo que debería aparecer en la política de cookies de vuestra web

Desde hace años, la ley de cookies es una obligación que toda página web que haga uso de esta información debe cumplir, excepto aquellas que presenten un servicio solicitado expresamente por el usuario. Esta ley de cookies se recoge en el artículo 22 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, y que posteriormente ha sido modificada por el Real Decreto Ley 13/2012.

A pesar de que esta ley lleva vigente varios años, aún son muchos los propietarios de páginas web que desconocen cuáles son los elementos que no deberían faltar para evitar problemas. Por este motivo, hoy hablaremos de todo ello para que vuestra política de cookies sea la adecuada.

Información que debería contener la política de cookies

Hay que dejar claro que desde el primer momento que visitamos una página web, las cookies empiezan a trabajar. Debido a esto, es fundamental solicitar el permiso a los usuarios, pero también es necesario contar con una página donde se muestre toda la información relacionada con ellas. Dicho esto, pasemos a ver los elementos que no pueden faltar en ninguna política de cookies.

Qué son las cookies

Lo primero que debería encontrarse en este apartado es una breve explicación de lo que son las cookies y la misión que cumplen en el sitio web. Esta descripción debería ser lo más sencilla posible para que todo el mundo la pudiese entender, independientemente de los conocimientos informáticos que pudiera tener.

Para que se utilizan las cookies

Explicación clara y detallada sobre la finalidad para las que utilizamos las cookies en nuestro sitio web, ya sean cookies de seguimiento, que almacenen información sobre los usuarios y que permite analizar el comportamiento de un usuario; o cookies publicitarias que permiten la gestión de los espacios publicitarios (frecuencia y contenido de los anuncios), entre otras que fueron detalladas en el artículo mencionado anteriormente.

Quién instala las cookies

No es suficiente con indicar para que se utilizarán, sino que también será necesario indicar quién las instalará en el equipo del usuario. Aquí se puede dar el caso de que sea el propietario de la página web, terceras personas o bien que se den ambos casos.

Cómo rechazar las cookies

Por último, hay que informar a los usuarios de los pasos a seguir para rechazar las cookies. En este sentido, lo más recomendable es adjuntar capturas de pantalla de cómo se haría en los principales navegadores del mercado, por ejemplo en Chrome, Firefox o Edge.

Además de todo lo que hemos comentado anteriormente, también sería recomendable mostrar información sobre cada una de las cookies que se instalarán en el equipo del usuario si este da su consentimiento. Para cada una de ellas habría que indicar su tipo, la temporalidad, la titularidad, la finalidad y los dominios en los que se utiliza.

Una vez que todos estos puntos aparezcan en vuestra política de cookies, podréis tener la certeza de que cumplen con la normativa, ya que los usuarios tendrán toda la información que necesitan para determinar si deben o no aceptar las cookies del sitio que están visitando.

Lo último...