-

Denuncias en Facebook ¿quién se hace responsable?

Una mujer denunció sin pruebas a un hombre en las redes sociales y terminó detenida, ahora deberá afrontar un proceso civil y pagar una indemnización

Fuente:  TiempoSur
Fuente: TiempoSur

Las redes sociales son una herramienta muy útil para compartir información, pero también son lugares donde pareciera que nadie se hace responsable de las barbaridades que dice. Ahora un caso en Argentina abre el debate acerca de la responsabilidad de las personas en los escritos y mensajes que se dejan en las redes sociales.

Una mujer preocupada por sus hijos quiso advertir a las demás personas del colegio sobre la presencia sospechosa de un hombre que merodeaba en la zona. Le sacó una foto y la subió a las redes sociales. Este hombre se enteró que su rostro estaba circulando en las redes sociales y demandó a la mujer. La mujer terminó demorada por haber cometido un delito al acusar sin pruebas a otra persona y ahora la Justicia determinará si tiene que indemnizarlo.

Orlando Heredia, un albañil desocupado de 45 años, se enteró que su imagen circulaba en la web señalándolo como un posible secuestrador. El caso ha despertado una vez más la discusión acerca de los límites del uso de las redes sociales para denunciar personas. Compartir en las redes sociales una denuncia contra una persona, compartir su foto y acusarla de algún delito conlleva una responsabilidad civil y penal por lo cual Andrea Femía, la madre en cuestión, hora tendrá que enfrentarse a una denuncia y posterior indemnización para este sujeto.

Un delito en crecimiento

Cada vez hay más gente que utiliza las redes sociales para denunciar estafas, robos, maltratos y abusos. La mayoría de estas denuncias en Facebook no tienen respuesta por parte de la policía, sin embargo los especialistas en jurisprudencia recuerdan que acusar sin pruebas no deja de ser un delito independientemente del medio a través del cual se haga la denuncia.

Horacio Granero, presidente de la editorial de jurisprudencia El Dial, e impulsor de un proyecto de reforma del Código Penal sobre delitos informáticos, sostiene que hoy Internet es visto como un medio de difusión, cualquier persona que dañe la imagen de otro debe hacerse responsable de lo que dice y hace. La proliferación de este tipo de denuncias en Facebook y otras redes sociales se desprende de la inacción de las autoridades ante estos casos, cómo si estuvieran dejando que la gente haga denuncias públicas sin tomar responsabilidad alguna por el daño que ocasionan a la imagen de personas que quizás son inocentes. Según Granero, en Internet nada es gratuito ni anónimo, no se puede dañar el honor de una persona con una denuncia falsa.

El caso de Andrea Femía

Fuente:  Andrea Femía
Fuente: Andrea Femía

El juez Ricardo Grossi Colombo, quién también actúo en el caso de una mujer que se saco fotos ofensivas junto a la estatua de un prócer y fue sentenciada a 6 días de prisión y una multa de 3000 pesos, es quién determinó que Andrea Femía hizo una denuncia sin pruebas y cometió una infracción al artículo 113 del Código de Faltas de San Juan, que castiga a las personas que “en lugares públicos o por medio de teléfonos o redes informáticas profiere insultos o causa molestias”

El incremento en este tipo de denuncias seguramente traiga aparejado un fuerte aumento en la sanciones contra las denuncias informáticas. La sociedad tiene que empezar a tomarse muy en serio las publicaciones que realizan, sin ofender el honor de otras personas y sin denunciar crímenes sin pruebas que lo respalden.

De Argentina al mundo

Fuente:  Psuv
Fuente: Psuv

Esta nueva realidad en materia de denuncias no es exclusiva de Argentina. En muchos países de Europa también está abierta la discusión acerca de la responsabilidad de las personas en el tipo de publicaciones que realizan.

Al final la idea del anonimato en las redes sociales está empezando a resquebrajarse porque las personas están realizando denuncias que muchas veces están más ligadas al miedo y a la discriminación que a las pruebas reales de un crimen.

Juristas y expertos en delitos informáticos todavía no han terminado de definir cómo será la respuesta ante este tipo de situaciones, pero sin dudas estamos hablando de una situación compleja ya que los usuarios de las redes sociales muchas veces comparten estas imágenes pensando que están haciendo un favor a las familias, protegiendo a sus seres queridos ante un posible malhechor, pero hay ocasiones en que esas denuncias no están fundadas en pruebas concretas, sino únicamente en supuestos y prejuicios.

El mejor consejo para evitar este tipo de situaciones es no compartir denuncias a menos que estén fundamentadas con pruebas concretas. Las redes sociales están llenas de relatos sobre supuestos crímenes, pero no existen pruebas y muchas veces se termina dañando el buen nombre de personas que nada tienen que ver con el crimen, pero tienen la desgracia de caer en estereotipos que la gente, asustada e ignorante, asocia con crímenes de todo tipo. Para evitar multas y problemas, no denunciemos a la gente sin ofrecer pruebas o poder realmente sostener nuestra denuncia frente a las autoridades.

9dd651ebffa7aedae368557aaa9706ac?s=96&d=mm&r=g
Mailen
Tengo 21 años, soy estudiante de danzas folclóricas y me gusta mucho el cine, viajar, las series de TV y los comics y el anime. También la tecnología y los juegos de PC → Web | Google+

Lo último...