La preocupación de los usuarios en las redes sociales pasa más por la imagen que por el diálogo a la hora de relacionarse

 

Fuente:  Pixabay/a>
Fuente: Pixabay/a>

Los jóvenes usuarios de redes sociales en España tienen una preocupación mucho más estética que social. Prefieren construirse un personaje para tener una imagen positiva en los foros antes que fomentar el diálogo intercultural o favorecer la cooperación crítica y constructiva. Al menos eso se desprende de un estudio realizado por profesores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

El estudio se llama “Interculturality and Communicative rationality. Young Migrantes and Their Relationships in the Online Social Networks in Spain” y fue elaborado por Jaume Soriano (docente del Departamento de Medios, Comunicación y Cultura de la UAB, y María Gutierrez, profesora del Departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la misma institución.

El trabajo de estos dos profesores españoles fue publicado en la prestigiosa revista Communication & Society. El principal elemento destacado de su investigación es que las redes sociales online intervienen de forma decisiva en la configuración de un nuevo espacio público de convivencia intercultural.

De acuerdo a los datos de Eurostat, el 84% de los jóvenes, europeos autóctonos y europeos inmigrantes de primera o segunda generación usan las redes sociales, esto representa casi el doble que el conjunto de ciudadanos europeos. Pero lo que más llama la atención es el tipo de interacciones que realizan, muy lejanas a favorecer una modalidad comunicativa intercultural abierta y propiciadora de diálogo. Los autores del estudio sostienen que los jóvenes españoles están más interesados en crearse un buen personaje con el que entrar al mundo de las redes sociales y atraer a nuevo público para que se conviertan en sus seguidores y pongan Me gusta en sus fotografías o comentarios. Un objetivo más estético y superficial que el de comunicarse y aprovechar las nuevas tecnologías para fomentar la interculturalidad.

Identidad digital e interculturalidad

Para realizar el trabajo de investigación sobre las redes sociales, los dos profesores se preguntaron el rol que cumplen las redes sociales online en las relaciones interculturales entre jóvenes migrantes y su influencia en la construcción de una identidad en el mundo digital. ¿Influyen mucho, poco o nada?

Los autores indican que a lo largo de los años se han realizado diferentes estudios sobre las plataformas y aplicaciones más utilizadas para socializar en Internet, desde las más usadas hasta el tiempo que le dedicaban o con que estilo de personas interactuaban más, pero nadie había ahondado en el sentido que le dan a estas prácticas sociales los jóvenes.

Las redes sociales facilitan muchísimo el establecimiento de relaciones con personas de otras culturas, pero un incremento en los medios de comunicación disponibles no implica automáticamente una mejora en las relaciones interculturales. Hacia esa dirección apunta el estudio publicado por los docentes de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Con el estudio lo que buscan estos dos profesores es comprobar si las relaciones interculturales que se desarrollan a través de los nuevos medios de comunicación que ofrecen las redes sociales favorecen un marco común de entendimiento intercultural y comunicación cooperativa o bien empuja a los jóvenes a relaciones más banales y superficiales.

El modelo de análisis

Para estudiar esta temática los profesores desarrollaron un modelo de análisis basado en la acción comunicativa según la entendía Jürgen Habermas, quién definió las acciones de las personas de acuerdo a 4 tipos diferentes: acciones estratégicas, acciones ajustadas a normas, acciones dramatúrgicas y acciones comunicativas.

Este modelo de análisis fue aplicado a los datos recogidos en 13 grupos diferentes de discusión dentro del proyecto de investigación “Las relaciones sociales de los jóvenes migrantes en Internet desde la perspectiva de la interculturalidad”, proyecto del Instituto de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Los grupos para el estudio estaban localizados en Barcelona, Bilbao y Madrid. En total fueron 93 jóvenes migrantes y no inmigrantes escolarizados en centros urbanos con una concentración de inmigrantes superiores al 46%.

Tras aplicar el método de análisis los resultados arrojados por la investigación indicaron que los jóvenes españoles toman a los contactos de las redes sociales como público de sus representaciones. Los jóvenes hacen las veces de actores y crean personajes para agradar y atraer a los otros usuarios pero no se preocupan por fomentar la comunicación y el diálogo cooperativo con otras personas. Cuando les toca hacer de público tampoco se muestran demasiado comprometidos, al final la mayoría de los jóvenes españoles hacen representaciones de interés pero en realidad no están muy interesados en lo que publican y dicen los demás, sino en ser escuchados.

Las redes sociales se convierten entonces en una suerte de club social, más que en una herramienta para abrirse al mundo y lograr una interculturalidad más profunda y cooperativa. Habrá que ver si en los próximos años la mentalidad de los jóvenes hacia las redes sociales cambia o sigue este curso superficial.