Los españoles no ven con buenos ojos los métodos biométricos de autenticación

A la hora de acceder a cualquier tipo de servicio en la red, el uso de usuario y contraseña es el método más utilizado hasta la fecha, aunque en ocasiones esas claves pueden ser robadas y entrar en nuestras cuentas. Poco a poco se están implantando nuevos métodos de autenticación, donde los métodos biométricos tienen mucho que decir. Todas las empresas de seguridad afirman que son las técnicas de acceso más fiables y seguras, aunque aún hay muchos españoles que no terminan de fiarse de ellos y no quieren utilizarlos.

Métodos biométricos, cada vez más utilizados

Poco a poco, los métodos de autenticación biométricos se van utilizando en más servicios. El uso de la huella dactilar ya es muy utilizado en el mundo de la telefonía móvil para desbloquear terminales, pero también nos encontramos otros sistemas como el escaneo ocular o el reconocimiento facial. Un nuevo estudio encargado por GMX, proveedor de correo electrónico y cloud computing, revela que los españoles se muestran escépticos ante estos métodos. “El estudio muestra que los métodos biométricos de inicio de sesión todavía están lejos de convertirse en un mercado masivo. El 63% de los españoles prefiere las contraseñas a la biometría“, afirma Jan Oetjen, CEO de GMX.

Aquí nos podemos encontrar múltiples razones para este escepticismo hacia las alternativas a las tradicionales contraseñas. Por un lado, tenemos el 60% de las personas que no quieren que las empresas guarden o utilicen esos datos personales. También hay un importante grupo de personas que están preocupados ante la posibilidad de que los atacantes puedan saltarse esos métodos biométricos, casi la mitad de los encuestados están dentro de este grupo. Por último, tenemos a los usuarios que tienen miedo de no poder entrar a sus cuentas en línea debido a fallos de funcionamiento. Aquí nos encontramos a un 42% de los encuestados.

Sensor de huellas dactilares, el método favorito

Entre todos los métodos biométricos que están desarrollados en la actualidad, el sensor de huellas dactilares es el preferido por el 20% de los españoles. Sólo el 4% prefiere el escáner ocular. El reconocimiento de la cara y la voz todavía no desempeñan un papel importante: sólo uno o dos de los encuestados prefieren cada uno de ellos.

Son pocos los partidarios de las nuevas tecnologías. Sin embargo, sólo el ocho por ciento de los encuestados encontró que los datos biométricos no son críticos. Alrededor del 34% de los españoles cree que los métodos biométricos de inicio de sesión son una buena combinación con las contraseñas, pero sólo en conjunto con métodos manuales como las contraseñas y la introducción del PIN. Esto demuestra que la aceptación de la biometría puede aumentar en el futuro. “Para una mayor seguridad en Internet es muy importante que se investiguen métodos alternativos de autenticación como la biometría. Para responder a las preocupaciones de los usuarios, los proveedores deben cumplir con altos requisitos de protección de datos relativos al almacenamiento y uso de datos biométricos “, comenta Jan Oetjen, CEO de GMX.

¿Qué opináis vosotros de los métodos biométricos? ¿Os fiáis de ellos? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Para este estudio representativo, 1001 personas en España fueron encuestadas entre el 6 de noviembre y el 13 de noviembre de 2017. Los resultados son representativos para la población española de más de 18 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here